Siguen en todo el territorio los estudios socio–ambientales para determinar el aislamiento domiciliario

Compartir

Implementado para las familias con niños menores, adultos mayores de 60 años y personas con enfermedades de base.

El Gobierno de Formosa, a través del Ministerio de Desarrollo Humano y los equipos de salud, prosiguen llevando adelante los estudios socio – ambientales para la cuarentena domiciliaria, de las personas que así lo requieran, cuyos protocolos están destinados a la prevención del coronavirus.

En este marco, un equipo del servicio social del hospital de Laguna Blanca, visita los domicilios declarados por las personas que solicitan el “alojamiento domiciliario”, a fin de relevar los informes socio – ambientales que contribuyan a determinar este beneficio.

“Llegamos hasta el lugar para ver si las casas de estas personas que piden hacer allí el aislamiento preventivo y obligatorio, están en condiciones realmente para que puedan hacerlo. Debemos tener en cuenta que hay una serie de pautas que tienen que cumplirse para establecer si ese domicilio es apto o no apto y, de esta manera, acceder a esta modalidad de aislamiento”, explicó el referente del servicio social del nosocomio, Matías Pibernus.

Cabe señalarse que desde que el Gobierno provincial, se estableció la posibilidad de este tipo de aislamiento, remarcandosé que para lograr este beneficio “bajo ningún punto de vista, se deben poner en riesgo a los demás integrantes de las familias ni a la comunidad”.

Los que pueden acceder al aislamiento en sus domicilios, son lasfamilias con hijos menores de edad, personas mayores de 60 años y pacientes con patologías preexistentes constatadas.

Esta medida fue adoptada en función de los resultados sanitarios destacados, logrados por la provincia desde principios de la pandemia e implementada para brindar un mayor grado de comodidad a las familias que así lo necesiten

Asimismo, las personas o grupos de personas que cumplen con esta forma de asilamiento, reciben controles diarios por parte de los equipos de salud a cargo, quienes monitorean la aparición de síntomas asociados al COVID, efectúan los testeos periódicos a través de hisopados y además chequean el estado de salud general por medio de múltiples evaluaciones.