Siguen los controles de salud para escolares de nivel primario

Compartir

Niños que concurren a la Escuela Primaria n° 110 –anexo San Francisco- de la localidad de San Martín 2, fueron beneficiados con un nuevo operativo del Programa de Libretas de Salud Escolar, mediante el cual se reforzaron en ellos los controles integrales destinados a corroborar su buen estado de salud.

Dicho accionar fue llevado adelante por un equipo de salud del hospital de la localidad que realizó atenciones médicas acompañadas con controles antropométricos (medición de peso, estatura y talla) y odontológicos; chequeos auditivos y visuales; y otros completos exámenes pediátricos.

Esto alcanzó en la oportunidad a los niños que asisten a 1° y 3° grados, a quienes además se les revisaron en detalle los carnets de vacunación y se aplicaron las vacunas faltantes para estas edades, con el fin de que estén al día con sus dosis y esquemas actualizados según lo establece el calendario vigente. 

El equipo de salud recordó a la comunidad educativa –niños, docentes y padres- la importancia de las vacunas para proteger la salud, sobre todo cuando se trata de los grupos etarios más vulnerables como son los más pequeños de la familia. 

Así recalcaron que es necesario tener siempre al día “todas las vacunas en todas las edades” y que deben aprovecharse “porque son gratuitas” y constituyen “una barrera fundamental para evitar enfermedades”. Al tiempo los invitaron a acercarse al hospital para que todos los integrantes de las familias reciban las vacunas necesarias ya que el servicio de vacunación “esta disponible todos los días”.

Igualmente, se brindaron consejos sobre los cuidados para la buena salud bucal y se propuso a los padres llevar a los niños a la consulta odontológica periódica “que pueden hacerla también en el hospital y que es gratuita como los demás servicios que se ofrecen a la comunidad”.

Finalmente se promovió la salud general de los escolares a través de la práctica diaria de hábitos sanos, entre los que destacaron: hacer las cuatro comidas diarias con platos que contengan abundantes frutas y verduras, reducir el consumo de alimentos envasados, golosinas, jugos artificiales y gaseosas.

Hacer actividad física (bicicleta, baile, caminata, trote, natación y deportes varios). Limitar el tiempo destinado a la computadora, tablet, celulares y otros artefactos electrónicos para evitar estar tanto tiempo quietos, algo que “llamamos sedentarismo y que es tan malo para la salud. Lo más sano es poner siempre el cuerpo en movimiento”, insistieron.