SIPEC se sumó a un simulacro para la asistencia de accidentes aeroportuarios

Compartir

Con móviles de ambulancia, médicos, enfermeros y choferes que diariamente trabajan dando respuestas a múltiples circunstancias de urgencias.

Personal del Sistema Provincial de Emergencias y Catástrofes (SIPEC) participó de un simulacro de siniestro aeroportuario, en el que se capacitó al personal para la asistencia de las eventuales víctimas que pudieran presentarse en una situación similar.

La actividad fue organizada por la Dirección de Aeropuertos, que además del equipo del SIPEC, incluyó al personal civil y personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria -PSA- que se desempeñan en el Aeropuerto “El Pucú”, de la ciudad de Formosa, más un grupo de bomberos voluntarios de la estación “Carlos Flores”, con sede en el circuito cinco.

Dicho ensayo tuvo por objetivo adiestrar, adecuadamente, al personal interviniente en la atención y asistencia de las personas que puedan estar involucradas en este tipo de catástrofes, a fin de que puedan actuar de la mejor manera posible para sacar del peligro a quienes, por ejemplo, se encuentren traumatizados o presenten riesgo de muerte.

El director del SIPEC, doctor Daniel Figueroa, comentó que, en la jornada del martes, a partir de las 11 horas, en el aeropuerto local “se simuló un principio de incendio de una aeronave, en la que nuestro equipo tomó parte como institución especializada en la intervención de emergencias y catástrofes a nivel provincial”.

Describió que el supuesto incendio “fue causado por derrame de combustible de una aeronave. A partir de allí se hace el llamado a la línea 107, momento en el que se inicia la intervención y el accionar del SIPEC, con muy buenos resultados a través de una rápida respuesta y pronta atención”.

Más adelante, destacó que la operación simulada “no duró más de 6 minutos, desde el momento de la recepción de la llamada hasta que el móvil se hizo presente en el aeropuerto y brindó la asistencia necesaria a los supuestos heridos como consecuencia del hecho”.

Calificó a la experiencia como “muy buena” y reveló que en la misma tomaron parte, móviles de ambulancia del SIPEC, enfermeros, médicos y choferes. “Fue muy útil para actualizar los conocimientos ya adquiridos y mantenernos al día en lo que respecta a los protocolos que deben seguirse para la atención y asistencia en este tipo de catástrofes, dentro de lo que es la aeronavegación”.

Recordó que el procedimiento se lleva a cabo, habitualmente, cada 6 meses en el aeropuerto local. En tanto, puso de relieve que es la primera vez que el SIPEC participa, y “fue realmente importante poder formar parte de las acciones que, de alguna forma, también sirvieron como una capacitación a nuestro equipo. Una muy buena experiencia que esperamos se repita nuevamente en el próximo semestre”.