Soberanía Alimentaria cerró un maratónico cronograma semanal

Compartir

Además, en la edición de este sábado el ministro Ibáñez, junto a dos entendidos del tema provenientes de Buenos Aires y Chaco, fueron recibidos por el subsecretario, Edgar Pérez, para recorrer las instalaciones de los puntos fijos de venta del programa.

Esta semana, el programa provincial Soberanía Alimentaria llevó a cabo cuatro ediciones en Formosa Capital y una en Las Lomitas, donde la concurrencia fue masiva y, en promedio, se comercializaron más de tres mil kilos de alimentos.

De esta manera, este sábado en los centros comerciales ubicados en avenida Néstor Kirchner 1.855 y la calle Paula Albarracín 2.735 del barrio Simón Bolívar se desarrollaron jornadas simultáneas disponiendo del esquema completo en cuanto a las variedades de productos.

En esta ocasión participaron los consorcios de Riacho He Hé y a su vez el Consorcio de Tres Lagunas compartiendo espacio físico en el comercio de la avenida Néstor Kirchner; ello sumado a lo referido al rubro carnes, lácteos, harinas, arroz, azúcar.

Cocina en vivo

Además de la degustación de jugos naturales a base de frutas de producción local, hubo cocina en vivo en cada punto fijo.

En el Simón Bolívar se prepararon platos como empanadas de mandioca y de carne cortada a cuchillo; degustación de medallones de carne y salchichas que forman parte del esquema de ventas.

En tanto que en el local comercial de la avenida Néstor Kirchner una emprendedora local brindó una receta para cocinar pastas de manera sencilla, utilizando además productos disponibles en el programa.

Visitas

El ministro de Economía Hacienda y Finanzas, Jorge Oscar Ibáñez; el licenciado Ricardo Auer, quien es especialista en análisis geopolítico y ex empresario Pyme, comercio exterior, proveniente de Buenos Aires; y Atilio Omar Velázquez presidente de la fundación “La Casa Común”, desde Chaco, recorrieron los puntos fijos del programa acompañados por el subsecretario de Defensa al Consumidor y Usuario, Édgar Pérez.

En ese marco, Ibáñez consideró que esta política “es un éxito” ya que “el poder acercar a los productores paipperos y a las PyMES formoseñas que producen alimentos directamente a la mesa de los formoseños, nos da la posibilidad de bajar los precios de productos de muy buena calidad elaborados en la provincia”.

“Creemos que este es un modelo a imitar, vamos a seguir yendo al interior”, aseveró; y valoró que los intendentes también “nos están dando una mano”, por lo que, anticipó, “quisiéramos ver la posibilidad en un futuro inmediato colocar estos productos también en las góndolas de algunos almacenes”, con el fin de sustituir importaciones, produciendo más con la ayuda del Estado, para comercializar.

Por su parte, Auer, recorrió los locales comerciales para conocer en detalle este programa, así como la planta de liofilización de alimentos, a la que catalogó como “extraordinario, con un nivel tecnológico avanzado, digno de ser imitado en otros lugares del país”.

En ese sentido, el profesional dio a conocer que se encuentra realizando un proyecto en universidades nacionales del país, para hacer raciones para los sectores sociales, a partir de las materias primas de productores primarios de alimentos, para su posterior producción en fábricas, generando así trabajo registrado, remunerado para aquellos beneficiarios de planes sociales; y a su vez los alimentos producidos servirían para proveer a las escuelas e instituciones educativas.

En otro orden Atilio Velázquez destacó las obras e infraestructuras en materia de ciencia y salud en Formosa, así como también la producción de alimentos cuyo precio de comercialización al consumidor está garantizado desde el Estado. 

Asimismo, aseguró que los formoseños están en condiciones de producir lo que consumen, cumpliendo uno de los objetivos trazados por el General Perón en ese sentido.

Por último, al dar un marco a las recorridas, Pérez, expuso la importancia de recibir este tipo de visitas a programas del Gobierno Provincial como Soberanía Alimentaria, “para poder contar lo que propone el Modelo Formoseño desde la producción primaria y las PyMES locales”.

“Interviniendo como gobierno en lo que respecta a la comercialización, generando oportunidades, poder mostrar la calidad y diversidad de la producción, pensando siempre en la economía de los formoseños, para garantizar el derecho de consumir un alimento a un precio justo”, concluyó.