Compartir

En una nueva edición de “Soberanía Alimentaria Formoseña”, que se llevó a cabo este viernes 24 en la cancha de futbol del barrio capitalino, Lisbel Rivira, se comercializó una gran variedad de productos formoseños con una importante participación de los vecinos. Además se entregaron equipamientos a productores.

“Fue una muy buena jornada, donde la decisión del gobernador Gildo Insfrán de poner en marcha este programa permite,  a través de la venta itinerante, acercar a los habitantes de la capital y del interior, alimentos formoseños” expresó en diálogo con Agenfor el arquitecto Edgar Pérez, a cargo de la Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario.

En esta nueva edición se dispusieron a la venta frutas, verduras, hortalizas, productos lácteos, variedad de carnes como cortes de novillo y cerdo de producción formoseña, pollo,  pescados de río y de mar. También harina de maíz, cereales como el arroz formoseño en sus distintas variedades, azúcar  y la venta de garrafas de GLP de  10 kg, por medio de la participación de la empresa provincial REFSA Gas.

El subsecretario, puso en valor que “todo lo que el Modelo Formoseño ha generado en el sistema productivo y de comercialización de la provincia, permite a las familias, con diferentes herramientas de pago, puedan acceder a estos alimentos, con una calidad excelente”.

Y recordó que un elemento facilitador es que los interesados tienen la posibilidad de abonar sus compras en efectivo, con la tarjeta AlimentAr,  de débito y en cuanto a los productos cárnicos, pueden realizarlo hasta en tres pagos con tarjeta Chigüé del Banco Formosa.

Además, ratificó que “la producción local puede hacer frente a cualquier crisis” y agregó “estamos en condiciones de, progresivamente, ir sustituyendo aquellas verduras, frutas y hortalizas que actualmente ingresan desde otra provincia por las que se producen en suelo formoseño”, como lo planteó el Gobernador en su discurso por el 25º aniversario del PAIPPA.

Acompañamiento

Resaltó que desde el gobierno provincial se da un acompañamiento, a través de Soberanía Alimentaria Formoseña, a los productores, que organizados en consorcios forman parte de esta estrategia de gobierno.

En esta ocasión precisó se les entregaron dos freezers,  necesarios para poder ofrecer, por ejemplo productos congelados, como la mandioca formoseña pelada, congelada y envasada al vacío.

A su vez, explicó que contar con los “camiones térmicos de traslado” es fundamental, pero también estos equipamientos son importantes para “la conservación de los productos al momento de la comercialización”, como sucede con las pastas de verduras y de hortalizas que se ofrecen a la venta.