Compartir

Aunque ya se aproxima la finalización del calendario lectivo 2017, en todo el territorio provincial siguen sin pausas las tareas de confección y actualización de libretas de salud escolar con el objetivo de afianzar el control de la salud de los niños del nivel inicial y primario.

De este modo, una nueva instancia de evaluaciones de salud benefició a los jardineritos de las salas de 5 años del JIN n° 9 ubicado en el barrio Sagrado Corazón de Jesús. Esto fue realizado por un equipo del centro de salud El Pucú.

Los niños fueron alcanzados con exámenes médicos, odontológicos, oftalmológicos, y controles de enfermería; además recibieron las vacunas indicadas para esta edad con revisión completa de los carnets de vacunación, seguida de la actualización pertinente.

Puntualmente fueron concretadas: mediciones antropométricas (peso, estatura y talla), de temperatura y control de latidos y frecuencia cardíaca. También exámenes bucodentales, de la agudeza visual y auditiva. Fueron sumados además otros tantos controles pediátricos físicos y clínicos.

“Los controles multidisciplinarios son necesarios para ampliar el diagnóstico y detectar de manera temprana cualquier irregularidad en la salud de cualquier paciente y más aún en el caso de los niños”, comentaron desde el centro de salud. Agregando que “los detectados con factores de riesgo o algún problemita de salud son derivados con turnos programados para que hagan la consulta con el especialista indicado en nuestro efector o en el hospital de la Madre y el Niño, según el caso”.

Por su parte, los odontólogos que trabajaron en el establecimiento, insistieron en la promoción de la salud bucodental para inculcar en los chicos y en los padres que acompañaron, una serie de medidas de higiene y pautas alimentarias que “contribuyen al buen crecimiento de los dientes y a mantenerlos en buen estado, evitando así la formación de caries”, explicaron.