Compartir

“Una nueva gestión macrista generara un daño irreparable a la Argentina, esencialmente al entramado social castigado por una política neoliberal que arroja a diario miles de argentinos a la pobreza”, advirtió el electo vicegobernador formoseño, Eber Solís.

Lo hizo en el marco de una gira por una docena de poblaciones y parajes del noroeste provincial, como Sausalito, Irigoyen, Solitario, Tres Pases, Rio Muerto, La Banderita, Alto Alegre y Bajo Hondo, Guadalcazar, San Cayetano, Pilcomayo, Lamadrid, Media Luna y La Libertad.

Junto al legislador Luis López Guaymas y dirigentes de la región, como Melanio Acosta y Oscar Mendieta, expuso que “en esta parte de la provincia se alcanza a dimensionar las políticas nacionales y populares que estamos proponiendo retome la senda política argentina. Es que  esta franja formoseña, hoy cuenta con  luz eléctrica las 24 horas, agua potable, pavimento, conectividad, escuelas de todos los niveles y modalidades, servicio de salud y desarrollo productivo a partir de un política que centra su accionar en los postulados peronistas”.

Sostuvo que “es el gobernador Insfrán el hacedor de la historia grande de la provincia en general y esta zona noroeste en particular, a partir de que fue el gestor de que aquí dejaran atrás definitivamente el aislamiento y se los integrara social y territorialmente”

Entiende Solís que el mandatario “es un ejemplo de cómo los sueños se concretizan cuando las aspiraciones populares son interpretadas y priorizadas por los gobernantes que tienen claro lo que significa crear las condiciones para que los formoseños, vivan donde vivan puedan realizarse en su propia tierra y tener igualdad de oportunidades para aspirar a un futuro más expectante”, expresó.

Cada uno debe tomar conciencia “sobre la incidencia de la ideología en las decisiones sobre la ejecución de las obras materiales.  Porque del mismo modo como tuvimos que escuchar que Formosa estaba incluida entre las provincias inviables cuando como hoy, el neoliberalismo regía los destinos del país, esta región solamente podía ser parte de las esperanzas de los pobladores y de los conductores visionarios, la misma que formulamos para estas elecciones”.

Sostuvo que “les dije a los docentes, médicos, enfermeros, productores y al común de los vecinos, aborígenes y criollos, que “la decisión del peronismo representado en el Frente de Todos, tomo firmes compromisos sociales, como la decisión de dejar de sacar la plata del bolsillo a la gente con la excusa de combatir la inflación o dolarizar las tarifas”.

“Estamos pidiendo que nos ayuden a dar vuelta la página de los desencuentros, prender la economía poniendo más plata en los bolsillos de la gente y frenar la intención de reformas dañinas como la previsional y la laboral, que a instancia de nuevas exigencias del FMI solo castigara aun mas a los trabajadores y a los jubilados”, revelo.

Exhorto finalmente a “rebelarnos contra este gobierno nacional que propone resignación. No es verdad que no hay otro camino, existe y vendrá de la mano de Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner en Casa Rosada y nuestros representantes en la Cámara Baja: Luis Basterra, Graciela Parola y Agustín Samaniego”.