Sosa: “Félix Díaz no nos representa y ha sido impuesto durante un Gobierno que ha hecho mucho daño a la Argentina”

Compartir

El dirigente Qom Catalino Sosa brindó detalles sobre el documento que presentaron diversas organizaciones territoriales, comunidades aborígenes, autoridades tradicionales y representantes que las integran, en oposición a la continuidad del Decreto 672/16, emitido durante el mandato presidencial de Mauricio Macri y que dispuso la creación del Consejo Consultivo y Participativo de los Pueblos Indígenas presidido por Félix Díaz.

“Durante la última semana, varias organizaciones indígenas de todo el país, que nuclea a los 40 pueblos originarios, hemos coordinado y acordado elevar un comunicado al Gobierno Nacional pidiendo la derogación de este decreto”, manifestó a AGENFOR.

En relación, explicó: “A las comunidades indígenas le han impuesto este decreto y le han hecho con una autoridad ficticia porque durante la creación en ningún momento se los ha convocado y además no se ha respetado la autodeterminación de cada pueblo”.

Categórico, aseveró que “Félix Díaz no nos representa, ni siquiera a su comunidad (La Primavera). Ha sido impuesto durante un Gobierno que ha hecho mucho daño a la Argentina”.

Y ejemplificó recordando la desaparición de Santiago Maldonado y la represión a los Mapuches. “De la ministra de Seguridad (de ese entonces), Patricia Bullrich, y de la persecución terrible que hubo hacia los pueblos originarios en el sur, Félix Díaz fue cómplice y miró al costado, pues no se pronunció nunca durante esos cuatro años”, reprobó.

Además, agregó: “Otro claro ejemplo es lo ocurrido en la vecina provincia de Salta, en donde se tiraban desde helicópteros alimentos a las comunidades Wichí. Allí tampoco se pronunció ni defendió los intereses o los derechos de los pueblos indígenas”, acusó Sosa.

“Por eso, hoy los pueblos originarios de todo el país hemos decido levantarnos en lucha y pedir al Gobierno Nacional que deje sin efecto este decreto impuesto por el macrismo, ya que Félix Díaz no representa a nadie”, señaló contundente.

A su vez, puntualizó que el documento fue presentado al presidente de la Nación, el doctor Alberto Fernández, y al jefe de Gabinete de Ministros, el licenciado Santiago Cafiero, para que de “manera urgente se deje sin efecto el decreto”, expresó.

“Creo que Félix Díaz va a seguir aferrado y siendo cómplice de la derecha y la oligarquía nacional. Los pueblos originarios de todo el país lo consideramos como un traidor a los pueblos indígenas”, repudió.

En ese sentido, reprochó que “tuvimos que ver cómo (Díaz) marchaba con los terratenientes que han quitado territorio a todos los pueblos indígenas” cuando participaban de la famosa marcha «Sí Se Puede», acompañando la candidatura de Macri.

Un modelo político ejemplar

En total contraste, marcó a esta Agencia que “Formosa es un claro ejemplo a seguir en materia indígena”, planteando que “el Gobierno Nacional tiene que mirar también la metodología que ocupa la provincia a la hora de elegir autoridades”.

“Tenemos la Ley Nº 426, también un Instituto de Comunidades Aborígenes y en los pueblos indígenas de Formosa votamos y elegimos democráticamente a nuestros representantes”, remarcó.

Diferenció que “eso no está pasando a nivel nacional y creo que las organizaciones indígenas están tomando este modelo de elegir los representantes”, subrayando que “las comunidades indígenas de Formosa dan el ejemplo a nivel nacional”.

Para finalizar, Sosa evidenció que el Consejo que es presidido por Díaz maneja un “presupuesto bastante alto para ayudar a las comunidades indígenas y nunca lo hizo”. “Se ha rodeado de asesores que no pertenecen a los pueblos originarios con grandes sueldos y presupuestos”, denunció.

“Félix Díaz no se quiere desprender de esos beneficios. Hoy se está haciendo público que todos los pueblos indígenas lo rechazan y lo reconocen como una persona que aprovechó un amigo para tener un sueldo y mantenerse en ese lugar”, concluyó.