Compartir

Fumigaciones, descacharrizado y difusión de medidas preventivas. La clave está en que cada vecino evite criaderos de mosquitos en sus hogares.

El ministerio de Desarrollo Humano de la Provincia avanza con los trabajos preventivos con el objetivo de evitar la propagación y controlar la población de mosquitos aedes aegypti, vectores del dengue, zika y chikungunya.

El operativo se realizará este luines por la mañana y por la tarde en múltiples barrios de la capital formoseña, donde las camionetas equipadas con máquinas fumigadoras especiales y las termonieblas recorrerán todos los espacios públicos, rociando con insecticida que elimina a los mosquitos en su estado adulto y a su vez es inocuos para las personas, animales y plantas.

Dichas labores se llevarán adelante en los barrios: El Porvenir, Luján, Namqom, San Isidro, Balbín, 1 de Mayo, Juan Domingo Perón, Municipal, La Esperanza, 7 de Mayo, Urbanización Maradona, República Argentina, El Palomar, Estela Maris, Las Orquídeas, Los Inmigrantes, Simón Bolívar, 8 de Octubre, Mbigua, El Quebranto, 20 de Julio, 6 de Enero, El Quebranto, Antenor Gauna, Villa del Rosario, Fontana, La Floresta, Venezuela, entre otros.

En cuanto a las labores domiciliarias, brigadistas y promotores recorrerán, casa por casa, descacharrizando y eliminando todos los objetos, pequeños y grandes, que puedan acumular agua limpia y servir de criaderos de las larvas de los mosquitos.

A la vez, desde la cartera de salud provincial recuerdan que el Aedes Aegypti es un mosquito “urbano y domiciliario” que por lo general no se encuentra en canales o ríos, donde sí están las larvas del mosquito común que no es vector de las enfermedades del dengue, zika y chikungunya

El objetivo de las fumigaciones que se renovarán esta jornada apunta a eliminar la cantidad de mosquitos adultos.

Prevención

Se recordó, una vez más, la importancia de la participación comunitaria ya que la medida más importante de prevención es la eliminación en las casas de criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contienen agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados) por lo que se recomienda que sean desechados.

Si no pueden eliminarse porque se usan permanentemente, debe evitarse que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos permanentemente (portamacetas, bebederos).

Es importante, también, prevenir la picadura del mosquito usando repelentes sobre la piel expuesta y sobre la ropa con aplicaciones cada 3 horas, colocando mosquiteros en las ventanas y puertas de las viviendas; y utilizando espirales o tabletas repelentes en los domicilios.