Sostienen que Formosa cuenta con la infraestructura necesaria para diagnosticar y tratar la enfermedad de ELA

Compartir

El doctor Fernando Auvieux, jefe de Neurología del Hospital del Alta Complejidad, se refirió a la enfermedad de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), acentuando que en Formosa puede ser diagnosticada y tratada.

En testimonios recogidos por la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), el profesional explicó que “dos de cada 100 mil habitantes pueden llegar a tenerla y viven de siete a diez personas con el diagnóstico de esta enfermedad”.

Manifestó que “la palabra esclerosis significa atrofia o degeneración y, que en este caso, sería de las células neuronales del cordón lateral de la médula espinal, que es por donde pasan todas las ramas y las moto neuronas que son las neuronas que comandan la fuerza muscular motora”.

Amplió exponiendo que “estas son las que se empiezan a degenerar hasta el lateral de la médula espinal y que luego, clínicamente, producen una atrofia muscular que sería la amiotrofia”, confirmando que “de allí viene desglosada la palabra Esclerosis Lateral Amiotrofia”.

“Es una enfermedad neurogenerativa”, describió y sostuvo que “sin duda está basada en condiciones genéticas que en algún momento se codifican mal y hace que empiecen a manifestarse esta clase de patologías”.

No obstante, llevó tranquilidad al señalar que “no es heredable”.

Continuó explicando que “de manera lenta, de forma paulatina, crónica y progresivamente, las personas empiezan a perder las fuerzas y a presentar atrofias de los músculos que pueden ser en los brazos, las piernas y en la musculatura involucrada en el habla o para tragar y alimentarse”.

Agregó que “puede manifestarse solamente con la debilidad de los miembros o al principio con debilidad bulbar, que es la que está en el bulbo raquídeo, que es una parte del cerebro que controla la musculatura para hablar y deglutir”.

Respecto de la esperanza de vida, manifestó que “es un tema que impacta para hablar, pero es una realidad” e hizo hincapié en que “existen distintas progresiones”.

En este punto, se refirió a que “la más agresiva es aquella en la que cual, en el transcurso de dos o tres años suele deteriorarse de una forma rápida”, pero se mostró optimista al informar que “hay otras que tienen una progresión más lenta”.

Fecha alusiva

Todos los 21 de junio se recuerda el “Día Mundial contra la ELA” con el objetivo de buscar generar conciencia sobre esta enfermedad que aún no tiene cura.

Al respecto, el doctor declaró a esta Agencia que “este día es para impulsar la lucha, el desarrollo científico del tratamiento”.

Informó que “hay tratamientos farmacológicos y de rehabilitación” y detalló que con respecto del primero “hay un par de moléculas de tratamientos de fármacos que están aprobados”, nombrando al “Riluzol, que está comprobado que detiene temporalmente y frena la progresión de los síntomas”.

Seguidamente, esbozó contundente que “es fundamental una detección temprana, porque la instauración de un tratamiento en forma rápida puede modificar considerablemente la calidad de vida de los pacientes”.

Finalmente, subrayó que “enfermedad puede ser diagnosticada en la provincia, en el Hospital de Alta Complejidad, donde soy responsable del servicio”.

“Se hacen diagnósticos tanto de imágenes y estudios neurofisiológicos, con lo cual se llega a una determinación con certeza de esta enfermedad y de esa forma podemos instaurar un tratamiento adecuado e individualizado para estos pacientes”, resaltó.

E insistió al añadir que “gracias a la gestión hospitalaria de la provincia, nuestro sistema público de salud está preparado y contamos con la infraestructura necesaria para hacer diagnósticos y el tratamiento completo de rehabilitación en el Hospital del Alta Complejidad”.

“Estamos preparados, no necesitamos realizar derivaciones, ya que brindamos el máximo apoyo para que el paciente pueda tener el mejor tratamiento y a la vez preservar y mejorar su calidad de vida”, cerró.