Suman una nueva colecta externa de sangre

Compartir

De donantes voluntarios que decidieron dar vida a través de un invalorable gesto de amor

Mediante un nuevo despliegue del Centro Provincial de Hemoterapia (CPH) y el Programa Provincial Sangre Segura, se llevó a cabo una nueva colecta de sangre de donantes voluntarios, que en este caso tuvo como protagonistas a los fieles de la Iglesia Universal.

Las extracciones tuvieron lugar en el edificio oratorio de la mencionada iglesia,  donde previamente se realizaron las entrevistas a los donantes y los controles determinados para constatar su buen estado de salud, y el cumplimiento de los requisitos establecidos para la donación.

“Estos donantes, además de ser voluntarios y seguros, podemos decir que son habituales, ya que van varias colectas que venimos coordinando con ellos con mucho éxito. Hoy, más que nunca, en contexto de pandemia, es un acto muy valorable, que esperamos que se repita para el año próximo y los demás que vendrán”, comentó la responsable del Centro Provincial de Hemoterapia, Griselda Salinas.

Como se hace en cada colecta con estas características, luego de la donación se ofreció un refrigerio, “en este caso un rico desayuno” y se entregaron  golosinas y souvenirs a los donantes, recordando la importancia que tiene el acto de donar sangre, para las personas que necesitan mejorar o mantener su estado de salud y remarcando que la sangre “no se fabrica, no tiene sustitutos y es irremplazable”, por lo tanto, “solo se puede obtener gracias a la decisión altruista de donarla”.

Concientización

El Ministerio de Desarrollo Humano, a través del Centro Provincial de Hemoterapia, el Programa Provincial Sangre Segura, hospitales y centros de salud, promueve de manera incesante, a lo largo y ancho del territorio formoseño, el acto sublime de la donación de sangre.

Entendido como un gesto humano, solidario y amoroso por excelencia, que beneficia a todas aquellas personas que necesitan hacerse transfusiones para mejorar su calidad de vida e, inclusive, para los que necesitan salvarla, cuando se trata de enfermos terminales o graves que requieren de la sangre o alguno de sus hemocomponentes vitales. 

La referente del CPH dejó como mensaje a la población que donar sangre “nos hace mejores personas, porque es darle a nuestro prójimo la oportunidad de vivir mejor o, en ciertos casos, de vivir”. Recalcó que con una sola unidad de sangre (bolsita) que se recoge mediante una extracción que dura solo unos minutos, se pueden salvar hasta 4 vidas, gracias a la división de sus hemoderivados: glóbulos rojos, plaquetas y plasma.

Por último, mencionó una vez más, que si bien la comunidad toma cada vez más conciencia sobre lo esencial de la donación de sangre aún, en la actualidad, son muchos los mitos que rondan en torno a la donación y que esto entorpece una decisión y un acto tan importante, generoso y necesario.

“Los invitamos a que se acerquen para informarse adecuadamente, para no perderse la oportunidad de ser donantes, por miedo o por desinformación. No tenemos que perdernos esta oportunidad, porque se trata de la salud y porque alguna vez, cualquiera de nosotros, podemos necesitar y depender de la decisión de otro ser humano de donarnos sangre”, enfatizó.