Compartir

A cuarenta días de la asunción del presidente Alberto Fernández, el contador público Julio Svartz, analizó las medidas económicas que ha tomado la gestión nacional, en las que se destacan el Plan Argentina contra el Hambre, también las medidas a los jubilados que tendrán en seis meses una nueva movilidad jubilatoria, así como también tratar en reactivar el consumo y el aparato productivo. En ese sentido aseguró: “las medidas que se están viendo en este mes de gestión de Alberto Fernández es muy alentador”.

El director de control de la gestión del sector público del gobierno provincial, contador público Julio Svartz, comenzó diciendo que una de las prioridades es el Plan Argentina contra el Hambre “como dijo el presidente es una política alimentaria nacional que se efectiviza con una tarjeta para que los beneficiarios puedan comprar los alimentos esenciales, y es un plan muy similar al que se implementa en Formosa con el Plan Nutrir. Entonces lo que se hizo en la provincia se refleja y replica en la Nación”.

Agregó el contador,  el bono extraordinario que se otorgó a los jubilados nacionales que cobran la mínima y que el próximo mes tendrán un aumento (una suma fija), que es como parte de la futura nueva fórmula de movilidad que tendrá tratamiento en el Congreso Nacional. “La intención es que vayan recuperando poder adquisitivo”, acotó.

“El otro dato es la inflación que golpeó a todos, pero mucho más a los que menos tienen”, dijo Svartz. El Indec dio a conocer la inflación de 2019 que fue 53,8% para el minorista, y la mayorista fue de 58,5, “estos números solo demuestran la incapacidad de gobernabilidad que tuvo Mauricio Macri, que no hizo nada para bajar la inflación y dejó una bomba que se irá desactivando a medida que se reactive el consumo”, aseveró.

“Las medidas económicas que se tomaron en este primer mes de gestión demuestran que el Gobierno tiene un sentido y una mirada hacia el pueblo nuevamente, para que mejore su calidad de vida  y principalmente hacia aquellos argentinos que está en situación de vulnerabilidad”, -que es el 40% de la población del país-, profundizó.

Svartz reiteró que subsanar los errores del anterior gobierno “llevará su tiempo”,  respondiendo  que los mensajes que medios de comunicación como Clarín y TN difunden acerca de que “no ven resultados en las medidas de Alberto Fernández, hay que decirles que recién lleva un mes de gestión, todavía no ha pasado ni los 100 días que es el tiempo mínimo para poder evaluar”.

También, Svartz tuvo un párrafo aparte para los dirigentes del espacio de Juntos por el Cambios, quienes sin ninguna autocrítica (fueron parte del macrismo), “siguen sosteniendo la posverdad”. “La posverdad consiste en poner mentiras que simulan tener un cierto sentido de verdad”, explicó, para recordar las mentiras de Macri por ejemplo sobre la construcción de rutas y obras públicas en su gestión.

El nuevo ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis dijo que más de 4 mil millones de pesos no se ejecutaron y que se está investigando que se hizo con esos fondos, “las rutas que Macri prometió en los cuatro años y no se ejecutaron, entonces de que obras públicas hablan”, se preguntó, ampliando que únicamente concretaron obras como el Paseo del Bajo y el metro bus que únicamente beneficiaron a la Capital Federal, el distrito más rico del país.

Para concluir que “lo único que siguen incentivando desde Juntos por el Cambio es el duranbarbismo que fue justamente la posverdad”, que “tiene que ver con decir que los indicadores fueron muchos mejores que en el 2015 cuando no es cierto”. Recordó que hasta el final del mandato de la presidenta Cristina Kirchner la inflación no superaba el 25%.

Por último, Svartz se refirió a la deuda externa con el Fondo Monetario Internacional que nuevamente Argentina recurrió en el 2018 y que representa una deuda internacional de las más grandes de la historia del país dicho por el propio Macri en una entrevista a Marcelo Longobardi. “La Argentina es el país más endeudado con el Fondo con un 60% del total que prestó el organismo en el mundo”, precisó.

Finalmente, sostuvo, que en materia económica “en unos meses se  van  a empezar a mover la economía, hay una posibilidad de que el mercado se estabilice e incluso que la inflación comience a disminuir de a poco”. “Porque el objetivo que hoy tiene que tener la política es tratar de sacar de la pobreza al  40% de argentinos que la padecen y lograr que la clase media pueda recuperar el poder adquisitivo y las empresas vuelvan a producir, de esa manera el motor de la economía se va a reactivar, y considero que lo que se está viendo en este mes de gestión del presidente es muy alentador”, concluyó.