Compartir

Asimismo, destacó el nuevo incremento salarial que dispuso el gobernador y se empezó a cobrar este miércoles, como medida para reactivar la economía.

En contacto con AGENFOR, el director de Estadísticas y Censos de la provincia, Julio Svartz se refirió a la reciente política de congelamiento de precios por parte de la Secretaría de Comercio Interior de la Nación con el objetivo de apalear el aumento desmedido por parte de las empresas de alimentos concentradas; y consideró que es una medida que busca beneficiar “al pueblo, el salario y la mesa de los consumidores”.

“El índice de precio del consumidor que hace la variación intermensual de lo que va a ser después la tasa de inflación, mostró que venían aumentando distintos precios en la parte de alimentos principalmente y donde no se veía algún tipo de justificativo para que esta variación, tanto en la canasta básica alimentaria como en productos de primera necesidad, para que hayan tenido incrementos superlativos muy fuertes en los bolsillos de los consumidores y las familias argentinas”, explicó.

En ese sentido, el funcionario esbozó que “era clave” tener un nuevo acuerdo de precios entre las empresas alimenticias y el Estado Nacional; y, en esa línea, el secretario de Comercio Interior propuso congelar por tres meses, hasta el 7 de enero de 2022, 1500 productos, de los cuales se llegó a un acuerdo por 1432.

“Es decir que hubo solamente un pequeño llamado de atención de las empresas sobre 139 productos, que fue la discusión, pero hay que entender que, de esos 139 productos, 68 pertenecían a una sola empresa, quiere decir que hay una concentración muy fuerte en este sector. Es por ello que al analizar que ocurría con los precios, no se justificaban los incrementos que venían de un 7% hasta un 80% de distintas líneas de productos”, aclaró.

Por otro lado, Svartz señaló que, estas empresas alimenticias, durante el 2020, no pararon su producción ni venta, “ya que tuvieron ganancias superlativas, arriba de los cuatro mil millones de pesos”, es decir, que ninguna de ellas “tuvo problemas”, sino todo lo contrario, “vendieron más que durante el macrismo”.

“Entonces esto demuestra que el consumo es fomentado por el gobierno nacional y las distintas provincias; y es por ello que, este año, que viene saliendo de una situación pandémica muy compleja, donde ya la actividad económica está reflotando, el empleo y todos los indicadores que demuestran el crecimiento de la economía argentina, no era justificativo salir a decir que los precios tenían que seguir incrementando, cuando los salarios están en búsqueda de la recuperación de la pérdida real que tuvieron durante el macrismo de casi un 30% y además, cuando uno mira la evolución de los precios, ningún tipo de incidencia estructural justificaba que ellos suban”, fundamentó.

Y agregó: “Siempre se menciona que cuando hay un movimiento del dólar blue los precios se modifican, eso es un error, porque no tendría que tener injerencia un dólar de un mercado ilegal, que no se utiliza ni para las compras de insumos”.

En ese marco, el titular de Estadísticas y Censos, indicó que este congelamiento de precios “es muy alentador, ya que justamente estaría frenando esta suba desmedida de precios que generan el proceso inflacionario y que tiene un gran componente dentro de la inflación; y es por ello que también es fundamental que el salario argentino se recupere”.

“Hay que entender que la cadena de agregación de valor o la cadena de producción, viene de los sectores más concentrados y terminan en la góndola de un autoservicio o comercio de barrio, pero hay que pensar si la situación no amerita que se congelen los precios desde el inicio de la cadena, es decir, desde los que producen los alimentos”, propuso.

Y continuó: “Por eso digo que son cinco grandes industrias las que concentran todo y ganaron muchísimo dinero en este año y medio de pandemia, tenemos que pensar que si ellos no retrotraen los precios claro que van a perjudicar a los que venden en los barrios”.

Por eso, Svartz añadió que, la decisión conlleva a que los precios vuelvan al 1 de octubre de 2021, pero “así también para atrás en la cadena de valor”, es decir que, no solamente van a quedar en los precios a la vista en la góndola, sino que también para los proveedores”.

“Se va a tener que aplicar, sí, pero cómo tiene que ver con los organismos de defensa al consumidor de todo el país, va a estar en concordancia con la Secretaria de Comercio Interior, el control va a ser coparticipado y también con asociaciones y movimientos sociales que estarán en el control de que se cumplan estas nuevas directivas para controlar los precios”, anticipó.

El responsable del área, se refirió también a los sectores que no apoyan esta medida: “lobistas, políticos, medios hegemónicos, un sector de la oposición muy fuerte que salió a hacer lobby para que esto no se cumpla, diciendo que va a haber desabastecimiento, que no funcionó nunca, pero todo lo contrario uno busca que con esto se beneficie el pueblo, el salario y la mesa de los consumidores”.

Aumento

En otro orden, Svartz habló sobre el nuevo aumento del 10% a los salarios de los empleados estatales pasivos y activos, que anunció el gobernador el mes pasado; y que se suma al incremento del 42% otorgado en marzo, lo que hace un total del 52% anual.

“Este miércoles comienza el cronograma de pagos en el sector pasivo y cierra luego con los activos de la administración pública provincial, esto se refleja en un acumulado del 52% del año, uno de los aumentos más altos del país en la parte pública”, resaltó.

Y añadió: “Esto va a estar destinado al consumo de la gente, va a volcar este dinero adicional no sólo en alimentos para su mesa, sino también en otros rubros como vestimenta, calzado, viajes y hacer turismo regional o nacional que se notó mucho en el fin de semana largo”.

Por último, opinó que esta “motorización del consumo y demanda que se va a generar” estará reflejada en el bienestar de los comerciantes “que tuvieron una situación compleja con la pandemia”.

“Hoy está viéndose que se vuelve a mover la economía y, principalmente, con decisiones políticas muy fundamentales como la que tomó el gobernador en el aumento salarial”, concluyó.