Compartir

Tras aprobarse una resolución por la que la Legislatura rinde homenaje a la trayectoria del padre franciscano Salvador Miguel Gurrieri, el encargado de presentar el proyecto respectivo, agrimensor Antonio Taboada, expresó que el sacerdote representa un verdadero orgullo para la familia formoseña por la que se preocupó y ocupó permanentemente.

“En estos tiempos donde se repiten las apelaciones a la actitud solidaria y al comportamiento cercano a las inquietudes y necesidades de los sectores más vulnerables de la comunidad, este cura, que se ha convertido en un patrimonio nuestro, se ha manifestado comprometidamente de ese modo toda su vida”, señaló.

Taboada-vicepresidente primero de la Legislatura- mencionó que en su recorrida por los barrios de la ciudad y los viajes que realizara a lo largo y ancho del territorio, la personalidad del padre Gurrieri es reconocida por todos los estratos sociales ” algo que no sorprende porque su mensaje cristiano, pleno de fe y esperanza, ha aliviado muchos espíritus, ha animado a los que han sufrido situaciones sociales extremas y ha generado frutos valiosos entre quienes parecían  haberse desviado del camino de la verdad”.

Considera que este reconocimiento de los representantes del pueblo a este sacerdote es un acto de justicia porque sirve para ” aquellos que todavía no le prestaron atención a su palabra o no la hayan considero demasiado, se tomen el tiempo para enriquecerse de la profundidad del mensaje aleccionador de este hombre de Dios que nos emociona y enorgullece a todos los formoseños”.