Compartir

La fundación Afectos no detiene su gestión solidaria en los barrios de esta ciudad y manifiesta cuan necesaria es la cercanía con la gente para advertir que con gestos y comportamientos sencillos se les puede cambiar la vida y ayudarla a vivir mejor.

Su presidente, el agrimensor Antonio Taboada, señala que la entidad que preside hace más de veinte años que desarrolla su misión y aprecia el modo como desde los niños hasta los jóvenes y abuelos manifiestan su gratitud y expresan su alegría cuando advierten que junto a la presencia del estado provincial y municipal hay otras entidades que silenciosamente trabajan para que se consolide la familia como célula básica de la comunidad.

Destaca la decisión adoptada por el gobernador Insfran de ampliar la copa de leche a los estudiantes secundarios al apuntar que los que conocen de los protocolos nutricionales sugieren la ingesta de determinados alimentos que a veces no están en condiciones de adquirir.

“Si a esto le sumamos la asignación universal por hijo, la atención de la salud en los nuevos hospitales y centros de salud que cuentan con profesionales que controlan esos aspectos en la evolución de las personas así como medidas como “En Formosa compra mas y paga menos” que aumenta la capacidad de compra y la utilidad de los ingresos de los más vulnerables, nos encontramos frente a acciones positivas que nos hacen sentir gratificados”, expreso.

Taboada entiende que “hubo ocasiones en las que también impactaron aquí los efectos de políticas económicas que solían ser beneficiosas para ciertos sectores y soslayaba a otros, sobre todo a quienes conforman la cadena de más necesitados de la justica social, por lo que confía en que mediante la sumatoria de gestos solidarios no será necesario pactar con la adversidad”.