Compartir

Mediante acciones que tienen por objetivo evitar la presencia del mosquito Aedes aegypti. Se insiste en el uso permanente del repelente

 Este miércoles se concretará una jornada más de rociados, fumigaciones y descacharrizados, como también amplios trabajos de promoción y concientización en domicilios particulares, y en otros distintos puntos capitalinos para evitar la presencia y proliferación de este insecto vector del dengue, zika y chikungunya.

Los trabajos en los lugares públicos y espacios verdes, con móviles provistos de máquinas especiales fumigadoras y termnieblas, tendrán lugar en los barrios:Itatí II, Itatí I, San Antonio I, San Antonio II, San Andrés, Lisbel Ribira, Urbanización España, San Juan I, San Juan II, Timbo I, Federación, Venezuela, Fontana, Independencia, San José Obrero, San Pio X, Lote 4, Villa Jardín, Bernardino Rivadavia, Lote 15, San Martín Norte, San Martín Sur, San Miguel, Militar, Villa Hermosa, Emilio Tomás, El Resguardo, La Floresta, Villa Belgrano, Villa Lourdes, San Agustín, Vial, Militar, Fleming.

Las acciones domiciliarias, descacharrizados, promoción y concientización, entrega de material gráfico y repelentes,  se realizarán en los barrios: Obrero, San Martín, El Palomar, 8 de Marzo, 20 de Julio, Guadalupe, entre otros.

Se recuerda a los vecinos que es necesario llevar a cabo las medidas preventivas domiciliarias difundidas a diario por medios de comunicación y redes sociales,para evitar estas enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti. Para ello, es imprescindible que aun en los días fríos y frescos, se eliminen todos los recipientes y espacios naturales que forman paredes y que puedan contener agua limpia acumulada, donde el insecto pueda criarse; ya que estos son los lugares que prefiere para habitar, poner sus huevos y reproducirse.

Evitar criaderos

Para evitar la formación de nuevos criaderos, se recomienda a los vecinos eliminar o tratar debidamente todos los recipientes contenedores de agua. También  limpiar canaletas, tejados, sumideros, rejillas, desagües y cualquier lugar similar.

Otras de las medidas que deben cumplirse son: desmalezar y limpiar patios, jardines y espacios verdes de los alrededores concurridos por las personas; tapar herméticamente recipientes como: tanques, cisternas, aljibes, tambores y otros tipos de depósitos; colocar boca abajo o bajo techo: baldes, tachos, frascos, entre otros.

También se deben lavar y limpiar cada día bebederos y comederos de animales domésticos y mascotas; limpiar y cambiar diariamente el agua de floreros y portamacetas; rellenar o tapar huecos, agujeros y pozos que se encuentre en la tierra, paredes, troncos y otros objetos; Las múltiples tareas preventivas deben realizarse especialmente en las viviendas, sitios de trabajo y otros espacios en los que las personas desarrollan sus actividades, ya que este insecto  posee costumbres domiciliarias y convive en los mismos espacios en los que habitan las personas.