“Tenemos un sistema de salud preparado, con profesionales altamente capacitados” aseguró Bibolini

Compartir

Julián Bibolini, médico infectólogo, informó el estado de salud de los pacientes que cursan la infección por coronavirus, alojados en el Hospital Interdistrital Evita para la Contingencia COVID 19, en los Centros de Asistencia Sanitaria distribuidos en la provincia y además, en otros hospitales que fueron sumándose para enfrentar la situación.

Son más de 900 personas las que transitan activamente la infección, número que va a persistir y probablemente siga aumentado, explicó el especialista.

En este sentido aclaró que el sistema de salud está sumamente preparado, ya que inicialmente se contaba con Hospital Interdistrital Evita donde se prefería derivar a los pacientes, pero a medida que fueron aumentando los contagios, se fueron ampliando las capacidades y readecuando los nosocomios.

Por lo que detalló la situación de cada uno, como el caso del Hospital de Clorinda, donde se cuenta con ocho camas de terapia intensiva, de las cuales siete están ocupadas por pacientes con COVID; en el Hospital Central se han habilitado lugares aunque, actualmente no se encuentran internados con diagnóstico que necesiten asistencia respiratoria; el Hospital Distrital N° 8, dondese prepararon camas para cuidados intensivos y salas generales, sin internados con respiradores ni terapia intensiva aún; el Hospital de la Madre y el Niño, con una mujer positivo a coronavirus, internada en terapia intensiva, pero por un cuadro de hipertensión.

Además Bibolini indicó que el Hospital de Alta Complejidad aloja pacientes internados con COVID, tanto en sala común como en terapia intensiva.

Y en el caso del Hospital Interdistrital Evita precisó que, cuenta con 56 internados diagnosticados con coronavirus, 26 permanecen en Unidad de Terapia Intensiva y 20 que están con asistencia respiratoria mecánica, algunos en estado más crítico.

El resto de las personas, se encuentran en los Centro de Asistencia Sanitaria, en el interior o capital, bajo seguimiento médico y control por parte del personal de salud, adelantó el profesional, dejando en claro que, también hay casos con internación domiciliaria, pero “siempre preferimos tenerlos en los CAS por la atención personalizada, ya que a veces, movilizarse hasta el domicilio requiere mayor tiempo y la distancia puede jugar una mala pasada”

Si algún paciente presenta algún inconveniente, se procede a su traslado hacia los hospitales, afirmó.

Por otra parte, recordó que no hay un tratamiento específico para enfrentar esta enfermedad, ya que en el caso de la ivermectina, no hay un tratamiento corroborado, ni existen estudios suficientes que acrediten que estos antibióticos sean eficientes, porque se tratan de antibacterianos y nosotros estamos frente a un virus.

Y señaló que en el caso del uso de corticoides, se da solo ante situaciones graves, con insuficiencia respiratoria, pero cuando la evolución clínica es más avanzada y no antes, porque podría complicar el cuadro.

Para concluir remarcó la importancia de no automedicarse y ante cualquier duda, consultar lo antes posible a profesionales.