Compartir

Niños con diversas patologías que residen en la comunidad wichí Campo Tres Pozos ubicada a pocos kilómetros de la localidad de Las Lomitas, en el centro-oeste de la provincia, renovaron sus controles y realizaron nuevas actividades que forman parte de los tratamientos de rehabilitación y estimulación temprana que siguen de acuerdo a su estado de salud.

El accionar fue llevado adelante desde el Servicio de Rehabilitación y Estimulación Temprana, en coordinación con otras áreas del Hospital Distrital de Las Lomitas que conforman un equipo de médicos, kinesiólogos, psicólogos, nutricionistas, trabajadores sociales y enfermeros, entre otros.

“Atendemos a nuestros pacientitos, trabajamos con ellos desde el plan de actividades trazado para cada patología y aconsejamos a los padres sobre parte del tratamiento que debe continuar en la casa como parte de la terapia integral de rehabilitación que realizan”, explicaron los referentes del servicio.

Asimismo comentaron que estas sesiones son periódicas, tanto en el centro de la salud de la comunidad “donde trabajamos en conjunto con el equipo de salud local que es el que tiene el contacto directo con el paciente”; y además “se organizan encuentros en el hospital”. Todo como parte de la rehabilitación y estimulación temprana “para facilitar su recuperación”.

La estimulación temprana se practica al detectarse casos de niños de corta edad que presentan algún riesgo o dificultad en su desarrollo. Por un lado para mejorar su estado de salud y además “para que lleguen con buenas condiciones al ingreso escolar. “Desde el sistema de salud de la provincia este tratamiento es gratuito y está a disposición de los que lo necesitan, agregaron

Tanto los que se encuentran en rehabilitación como los que están bajo terapias de estimulación temprana reciben atención multidisciplinaria, articulada entre las distintas áreas “para darles la mejor cobertura de salud posible y mejorar su calidad de vida, y al mismo tiempo apoyando a los padres y a las familias de los pacientes”.