Compartir

Pacientes  y vecinos del hospital distrital “Felipe Cruz Arnedo” de la ciudad de Clorinda participaron de una charla sobre prevención del cáncer de mama llevada adelante por el servicio de obstetricia y en la que también hicieron su aporte multidisciplinario otros profesionales.

El objetivo de la jornada fue difundir en la comunidad y en la población femenina en particular sobre la importancia de “tomar conciencia acerca de la prevención y el diagnóstico temprano de esta enfermedad” a través del “autoexamen mensual y de los estudios de diagnósticos anuales, disponibles desde la salud pública de manera gratuita”, recalcaron los organizadores.

Acerca de la prevención, los disertantes señalaron una vez más la necesidad de desarrollar “hábitos de vida saludables”, los cuales contribuyen a una mejor calidad de vida en todos los aspectos; y al mismo tiempo “evitan la aparición de distintas enfermedades entre las que se cuenta también el cáncer de mamas”.

Entre ellos fueron citados: alimentarse sanamente, caminar o hacer alguna otra actividad física y beber mucha agua. Asimismo, aseguraron que es fundamental “alejarse de los hábitos perjudiciales” que dañan la salud y que “están asociados al desarrollo de distintos tipos de cánceres” como “el tabaco, el alcohol, el sedentarismo”, además del consumo de alimentos ricos en grasas y azúcares, denominados comúnmente “comida chatarra”, entre otros.

Controles

Respecto a los examenes, los especialistas insistieron en el autocuidado mediante “el autoexamen de mamas” que “permite detectar nódulos u otros bultos” y que deben hacerse las mujeres mensualmente.

Mediante láminas ilustrativas y muñecos se explicaron detalladamente los pasos, recomendando hacerlo “en los días posteriores a la menstruación y complementados con el control periódico que hace el ginecólogo para lo cual la mujer debe asistir a la consulta, entendiéndola también como un cuidado más”, enfatizaron.

Finalmente, se refirieron a los estudios de diagnósticos (mamografía y ecografía de mamas), recomendados para las mujeres en edad objetivo -a partir de los 40 años- “y que también pueden ser indicados en pacientes de menor edad de acuerdo a los antecedentes y a la evaluación integral que haga su médico”, describieron.

En relación a dichos estudios, específicamente a la mamografía, revelaron la importancia que tiene en la actualidad para detectar de manera temprana patologías mamarias como también otras alteraciones que puedan presentarse en la zona. “La detección de tumores en las primeras etapas posibilita un tratamiento oportuno y las probabilidades de cura total y de sobrevida notorias”.

“Invitamos a todas la población femenina a que tome conciencia, haga el autoexamen, consulte a su médico y si se encuentra en las edades que corresponden se acerque también al hospital o centro de salud para hacerse su mamografía anual, teniendo en cuenta el valor que tiene para la salud y aprovechando que es de acceso gratuito”, exhortaron sobre el cierre; momento en el que también respondieron a todas las dudas presentadas por el auditorio.