Compartir

El concejal capitalino Adrián Muracciole destacó el trabajo mancomunado entre el Gobierno provincial y la Municipalidad de Formosa, desde diferentes áreas, que permitió paliar los efectos de las pasadas lluvias.

Recordó que «hace dos fines de semana que llovió muchísimo, cayeron cien milímetros en dos días, 50 milímetros en dos o tres horas y eso es algo que complica muchísimo a cualquier ciudad. Miremos lo que sucedió en Corrientes o Sáenz Peña, donde todavía hay agua».

«Entonces hay que valorar el trabajo estratégico y planificado que durante mucho tiempo se hizo con los desagües», destacó, señalando que «eso ha permitido que la gran mayoría de la capital no tenga problemas de anegamiento. Hubo inconvenientes puntuales en terrenos irregulares, en los cuales sin embargo se estuvo presente».

El edil resaltó que «desde un primer momento tanto desde el Gobierno provincial como el Municipio se trabajó desde el Comando de Emergencia y esferas como Obras Públicas para trabajar en cuneteos y limpieza de desagües, además de asistir a las familias afectadas por los anegamientos».

«Se trabajó en los distintos barrios, se tuvo una respuesta rápida en todos los lugares donde hubo anegamientos y se asistió de manera integral a las familias, ya sea con la limpieza de los desagües, la entrega de insumos y alimentos y la asistencia del Ministerio de Desarrollo Humano para el cuidado de la salud. Se trató de un trabajo que ha permitido paliar muchísimo los efectos de las recientes lluvias», subrayó Muracciole.

Finalmente hizo notar que «tenemos que tener en cuenta también que el río Paraguay está en siete metros,  una altura muy inusual para este momento del año. El río tiene que estar en tres, cuatro metros y está en siete, lo cual hace que el desagüe natural sea mucho más lento».