Tras la aplicación de la vacuna, docentes expresaron su felicidad y esperanza

Compartir

Este martes, en diez escuelas de Formosa Capital que funcionaron como sedes del operativo de inoculación contra el COVID-19 se distribuyeron los equipos de vacunadores para abarcar a todos los niveles y modalidades educativas, tanto de gestión pública como privada.

En declaraciones a AGENFOR, el ministro de Cultura y Educación, el doctor Alberto Zorrilla, valoró la organización y la reacción de los actores educativos en la jornada de inoculación, subrayando que “hubo mucho entusiasmo por parte de los docentes y las docentes en recibir la vacuna”.

Por su parte, la directora de Nivel Inicial, Olga Lotto, dijo a esta Agencia que “se vivió una jornada de festejo porque en los colegas se manifiesta la alegría que tienen al poder acceder a la vacunación contra el COVID-19”.

A su vez, el director de Nivel Secundario, el licenciado Eduardo Aguirre manifestó: “Es muy eficiente el trabajo que se realizó en todas las sedes. Todos con una actitud de tranquilidad y alegría por esta posibilidad que nos está dando el Estado para proteger a los docentes de la ciudad y así también a los estudiantes. (…) La aceptación y las ganas de venir a vacunarse se dio y manifestó en forma concreta”.

El director de Nivel Superior, el profesor Néstor Rigonatto, en tanto, brindó precisiones sobre el circuito que el personal educativo debe hacer para recibir la vacuna: “Cuando el docente ingresa al establecimiento escolar hay una mesa de recepción donde se verifica si está en el padrón. Si es así, pasa a otro lugar en el que personal del Ministerio de Desarrollo Humano le confecciona el certificado y de ahí se dirige al vacunatorio”.

“Hay muchísima gente que está trabajando y colaborando desinteresadamente. Estamos sorprendidos. Esto hace mucho más fácil el trabajo. Agradecemos a todos los que están participando”, finalizó.

Testimonios

Una docente de la EPEP Nº 380 declaró a esta Agencia que “el sistema fue muy rápido. Hay que aplaudir la organización. Ahora a esperar la segunda dosis. Es un aliciente para el docente, nos da confianza. Esperamos que más adelante, podamos tener la presencia de nuestros alumnos, cuando ya estemos todos inmunizados”.

Otro trabajador de la educación, de nombre Raúl Martínez, dijo: “Sensación de alivio, esperanza, de vida. La venimos pasando mal desde la aparición de la pandemia que azota al mundo. Somos formadores, educadores y trabajamos directamente con niños, jóvenes y algunos con adultos. ¡Llegó el día y llegó rápido!”.

Y continuó: “Afortunadamente somos unos de los primeros grupos en recibir la inmunización, pero como viene siendo la organización creo que van a continuar de manera rápida y precisa. Dimos el primer paso, que es muy importante. La vacuna es una esperanza”.

“Siento felicidad porque tengo una hija y abuelos. Estoy feliz. Estaba esperando este día, llegó, ahora esperaré la segunda dosis”, destacó finalmente otra docente llamada Andrea.