Compartir

El Ministerio de la Comunidad entregó un centenar de tarjetas a nuevos beneficiarios del Plan Provincial Alimentario Nutrir, que este mes de octubre está cumpliendo un año de su puesta en marcha, por una decisión política estratégica del gobernador Gildo Insfrán.

Cabe recordar que el primer mandatario formoseño lanzó en octubre del 2018 el mencionado plan con el objetivo de proteger a las familias formoseñas más vulnerables de los efectos de la crisis económica y social causada por las desacertadas políticas del Gobierno Nacional.

“Hicimos un acto más de entrega de derechos, como decimos nosotros, de reconocimientos”, destacó el coordinador general del Plan, el doctor Luis Kayser, quien subrayó categórico: “Para el Gobierno provincial ante una necesidad, hay un derecho y en este caso desde el Plan Alimentario Nutrir, que está muy próximo a cumplir un año desde que nuestro gobernador Insfrán lo puso en vigencia”.

Refirió que “en esta oportunidad hicimos entrega de cien nuevas tarjetas, con lo que estamos superando ya los 16.200 beneficiarios”.

“Si bien nos pone felices llegar a más gente con necesidades tan básicas como la alimentación, por otro lado también nos genera tristeza el hecho de saber que la situación económica y social de nuestra población, fruto de políticas desacertadas del Gobierno Nacional, está cada vez peor y cada vez más gente necesita de este tipo de ayuda”, manifestó el funcionario.

En ese sentido, Federico, un beneficiario de Nutrir, resaltó que “estoy muy agradecido con el Gobernador porque gracias a este plan podemos llevar un plato de comida a nuestra familia”.

“Comparando con otras provincias, en Formosa nos ayudan mucho, porque la suba de los precios nos perjudica muchísimo a nosotros los humildes –contó-. A nivel nacional estamos complicados, todo está carísimo y por más que uno trabaje no te alcanza. Pero en nuestra provincia gracias a nuestro Gobernador estamos bien porque nos ayuda mucho”.

Otra beneficiaria de Nutrir, Crescencia Ignacia relató entre lágrimas que “esto me viene muy bien en esta crisis que hay porque yo tengo una hija con discapacidad que no camina ni habla”.

“Este programa me permite alimentar muy bien a mi hija porque hay verdura, fruta, carne y muchos productos más de excelente calidad”, indicó finalmente