Compartir

El coordinador del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), Marcelo Ugelli, expuso el contexto de la política habitacional nacional y su negativo impacto a nivel provincial. Aludió a la evolución y los cambios generados y las proyecciones previstas para los años siguientes.

Estimó que al igual que todas las áreas del gobierno, el IPV se encuentra en una situación “difícil” debido a la galopante inflación e hizo hincapié  se constituye como un “problema transversal” que afecta a todos y en cuyo contexto se torna muy difícil “sostener toda planificación en el tiempo con un sistema que va devorando día a día.” 

Resaltó  que “si bien la inflación ataca de manera despiadada la obra pública devorando los presupuestos y complicando  lo planificado, la provincia de Formosa, gracias a las políticas  “anticíclicas” implementadas por el gobernador Insfrán se trata de sostener un nivel de actividad  que permita mantener niveles de empleos  y la planificación provincial que se pretende”.

En este sentido, Ugelli dijo que se aspira es cumplimentar con las 400 viviendas adjudicadas y pendientes de entrega, sostener el avance con fondos provinciales  ya que desde el gobierno nacional no se obtienen respuestas como lo tenían  en tiempos anteriores.