Compartir

Una descripción minuciosa acerca de la política habitacional registrada desde el inicio de la gestión de Cambiemos en el PEN realizo el administrador del Instituto Provincial de la Vivienda, Marcelo Ugelli, quien afirma que las actuales autoridades nacionales desfinanciaron el plan federal de viviendas y que en Formosa se pudo avanzar en obras por la decisión política del gobernador.

En tal sentido, manifestó que esa medida del doctor Gildo Insfrán de acompañar con recursos del tesoro provincial   es lo que permite seguir entregando casas dignas a las familias formoseñas.

Explico que hubo un cambio absoluto en las reglas de juego referidas al tema viviendas que regían en el gobierno anterior     que  obligo una y otra vez a modificar el programa de financiamiento nacional para obras que ya estaban licitadas y adjudicadas a empresas, cuestión que se complico aun mas con la volatilidad del dólar y la devaluación del 300 por ciento ocurrida en el país.

Ugelli hizo hincapié en  que  pese  a nuevas políticas implementadas por el gobierno nacional en materia de vivienda  la decisión del gobierno provincial   de acompañar  con recursos propios es la que posibilita que nuevas familias puedan acceder a un vivienda digna en un barrio planificado.

Sobre los recursos que confluyen para financiar el plan de viviendas menciono tres orígenes bien precisos: los que proceden del Plan Nacional de Viviendas; los del  FONAVI que se conforman con recursos que son de las provincias y el programa Hábitat.

Aludió luego el titular del IPV a las distintas etapas que fueron establecidas en la planificación del plan de urbanización del barrio Nueva Formosa la primera de 1.100 viviendas; la segunda de 1228; la tercera de 1741 y la cuarta de 1310 unidades habitacionales.

Particularmente se refirió a las 352 viviendas que el gobernador entrego recientemente a otras tantas familias formoseñas y que formaban parte de la tercera etapa de 1741 unidades iniciales.

En ese sentido Ugelli revelo que las autoridades nacionales ,  dentro de un contexto de desfasaje por una serie de variables entre ellas el impacto  inflacionario adverso la  citada se tuvo que volver a convenir dándose de baja a todos los contratos  y  actualizar los precios  de conformidad con el  nuevo  escenario económico.

“Sólo  632 viviendas se pudieron reconvenir al actualizar los precios  con un saldo negativo de 678, de las cuales no hay respuesta”, conto.

Se refirió también a las particularidades de las nuevas modalidades de las políticas habitacionales de Nación que establecieron, por ejemplo, la obligatoriedad  por parte de la provincia de afrontar con sus recursos financieros y de modo anticipado el 33 % del presupuesto de la obra, es decir que la provincia debe gastar ese monto para que  después recién  comience a invertir  la Nación.

El ingeniero Ugelli comento, asimismo, que  en el 2017  hubo una sola recomposición de precios cuando costaba 10 mil pesos el m2 de la construcción y que  en la  actualidad  ronda los 27 mil pesos.

” Sumado a ese desfasaje continuo de los precios, tampoco hay una voluntad política de resolver todo esto, que viene planificado  de la gestión nacional anterior”,  dijo para destacar que  “por más que no les guste  decimos nuestra verdad y esclarecemos al pueblo sobre lo que sucede.”

Por otra parte, informo que otra de las consecuencias de las nuevas políticas habitacionales de Nación fue la estratificación por ingreso económico del grupo familiar que debe estar por debajo de los dos salarios móviles, menos de $25.000 debe tener como ingreso la familia para ser parte del sorteo.

“De esta manera de los 8500 postulantes quedaron solo 4000, quedando afuera otros 4500.”, detalló

Hizo notar, asimismo, que el FONAVI sufrió un cambio en  2017, perdiéndose  6000 millones de pesos es decir  unas 4000 viviendas en todo el país.

 En ese sentido, reconoció la firme  decisión política del gobernador  Insfrán ya  que pese a todo el contexto adverso vigente   decidió acompañar a la nación  con recursos propios para  seguir entregando casas a las familias formoseñas.”

Describió que el barrio Nueva Formosa, no está compuesto solamente de viviendas, sino de toda una infraestructura que complementa su desarrollo  detallando que existen “más de 3000 conexiones de cloacas, 440 calles habilitadas, 220 enripiadas con polímero, desagües,  nueva planta elevadora de líquidos cloacales que está  construida  en un 80%, desagües pluviales provisorios y desagües definitivos en pleno proceso en avenida Los Pumas.

Finalmente Ugelli instó a los nuevos propietarios a que “formen de casa un hogar  y una comunidad organizada y solidaria, al tiempo que los invitó a colaborar con el desarrollo y transformación del barrio”.