Un equipo del Polo Científico desarrolló un respirador artificial durante la pandemia

Compartir

Durante el transcurso de la pandemia por coronavirus y ante el panorama incierto que se planteaba de la posible escasez de equipos que suplanten la ventilación pulmonar espontánea, un equipo de técnicos de la Secretaría de Ciencia y Tecnología desarrolló un ventilador mecánico o respirador, en el Polo Científico.

Así lo reveló  el Secretario de Ciencia y Tecnología, Julio René Aráoz, en contacto con Agenfor tras participar de la recorrida encabezada por el gobernador Gildo Insfrán, por las instalaciones de la planta.

Lo hizo para acompañar al titular de Ciencia y Tecnología de Nación Daniel Filmus, con quienes recorrieron además la nueva planta de purificación de uranio (NPU) de la Empresa Dioxitek S.A., cuya construcción se encuentra avanzada, y el Centro de Medicina Nuclear y Radioterapia.

 “Se pudieron ver todos los avances que se realizaron durante la pandemia, en ese momento tan difícil un equipo nuestro se dedicó al desarrollo de un ventilador mecánico, comúnmente llamado respirador, porque había mucha incertidumbre de lo que iba a suceder a nivel global con la provisión de los equipos” contó Aráoz.

Señaló el funcionario que “Por suerte Argentina tuvo una estrategia muy acertada y no tuvimos carencia de ellos, por el contrario, nuestro equipamiento fue más que suficiente para soportar los peores momentos de la pandemia”.

El equipo desarrollador- que aún continua en el desarrollo del proyecto- está compuesto por el doctor en física Jorge Levinstone, el ingeniero electrónico Daniel Vecchetti, el técnico mecatrónico Sergio Chávez, el técnico Rodrigo Pérez, el ingeniero industrial Erich Sur y el diseñador industrial Javier Di Paola.

Hitos

Aráoz destacó como un “hito importante” la visita del Ministro Filmus con la firma de dos convenios. “Uno marco que nos habilita a llevar adelante una serie de tareas que las habíamos planificado en conjunto con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MCTI) de la Nación, y por otra parte, el convenio de la carta de intención para el inicio de la construcción y posterior puesta en operaciones de una Fábrica de Bioinsumos” resumió.

Dijo que esta planta “Tiene destinatarios directos de la acción, que son los pequeños productores agropecuarios, las 7.800 familias paipperas,  con el impacto no sólo de mejorar el rendimiento de los cultivos a través de la producción de bioinsumos sin impactar en el ambiente, sino de que tiene también un impacto directo en la mejora de la salud pública, a través de la ingesta de alimentos con alto valor nutricional y con calidad cuidada, al disminuir y a veces evitar el uso agroquímicos que están bajo discusión”.

Dioxitek S.A.

Al referirse a la recorrida por la NPU de Dioxitek S.A., comentó que tiene un grado de avance significativo y estimó que su culminación podría darse durante el año 2024.

El funcionario dijo que la planta química sufrió un parate total durante el gobierno de Mauricio Macri y fue necesario resolver diversos asuntos, lo que incluye el litigio con contratistas, para ponerla de nuevo en marcha.

“A medida que pasa el tiempo adquiere mayor importancia en el marco del Plan Nuclear Argentino, teniendo en cuenta el anuncio de construcción de una central dentro de la Argentina y dentro de los acuerdos de cambio climático que suscriben los países. Hoy esta tecnología merece una mirada diferente de la que teníamos hace un tiempo, ya que se trata de tecnología que no emiten gases de efecto invernadero” subrayó el titular de Ciencia y Tecnología.