Compartir

Miguel Angel Ramoha tiene 17 años, es de Ingeniero Juárez y se mide ante los mejores jugadores del videojuego Player Unknown’s Battlegrounds, (el rival de Fortnite), en dispositivos móviles. El certamen entrega miles de dólares en premios y Miguel, junto a su equipo son subcampeones regionales de Sudamérica.

El joven comentó que juega “hace poco más de un año”, su equipo lleva el nombre de “Team Queso”, es integrado por 8 personas: un mánager, un analista y seis jugadores.

Explicó como es la dinámica del juego, “Se juega por puntos, son 16 grupos y el que hace más puntos en 10 partidas gana. Primero se juega un torneo regional al estilo Copa Sudamericana, se elige el campeón de cada región y dos hacen un viaje donde se juega una final en el país que salga elegido”.

Junto a su equipo compitieron en el torneo más grande en la historia de esports en celulares, el cual se disputó del 26 al 28 de julio en Berlín (Alemania) y se consagraron como subcampeones de la región sudamericana.

El videojuego de acción PUBG Mobile está inspirado en Playerunknown’s Battlegrounds, el título que popularizó el género battle royale, pero que hoy quedó eclipsado por el furor de Fortnite. Al igual que su versión para PC y consolas, el jugador deberá ser el único superviviente en un combate contra otros jugadores en internet, con un escenario que se acota de forma progresiva. 

Miguel adelantó lo que viene: “el próximo 23 de noviembre viajamos a Malasia y competimos los días 28 y 29; del 3 al 12 de diciembre estaremos en Arabia Saudita y el 29 y 30 de diciembre, en China”.