Compartir

Una Chevrolet S-10 secuestrada por un siniestro vial, fue inspeccionado por personal de Planta Verificadora del Cuerpo de Tránsito, estableciéndose que se trataba de un rodado mellizo con pedido de secuestro en la provincia de Buenos Aires por robo.

En el marco de las diligencias procesales que se instruyen en la Comisaría Gran Guardia, relacionado a un siniestro vial ocurrido días atrás sobre ruta provincial 16, los auxiliares de la justicia secuestraron preventivamente una camioneta Chevrolet S-10 a los fines periciales.

El sábado en horas de la mañana acudieron a esa localidad, efectivos de la Planta Verificadora del Cuerpo de Tránsito, quienes a requerimiento del jefe de dependencia realizaron una minuciosa revisión del rodado, informando que los números estampados en el motor y chasis del vehículo eran apócrifos; luego encontraron en otro sector números de seguridad a prima facie originales. También inspeccionaron ambos dominios,  presentando una maniobra de planchado y regrabado de dígitos.

Los datos dígitos originales se consultaron a la página de la Dirección Nacional Registro Propiedad del Automotor (DNRPA), donde registraba pedido de secuestro por “Robo” de fecha 15 de julio 2016 en la provincia de Buenos Aires. Conforme los datos reunidos, se determinó que se trata de un vehículo “mellizo”.

Toda la información se comunicó al Juez de Instrucción y Correccional Nº 6 de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia, quien oportunamente dispondrá lo conducente.