Una cooperadora, un árbol: el proyecto educativo de las Cooperadoras Escolares

Compartir

En el marco del proyecto educativo “Una cooperadora, un árbol”, la Coordinación de Cooperadoras Escolares, dependiente del ministerio de Cultura y Educación, realizó la entrega de plantines a las diversas cooperadoras y clubes de padres.

Esta actividad de forestación se desarrolla con el fin de concientizar acerca de la importancia del cuidado del medio ambiente y generar vínculos entre las familias y los centros escolares.

 “Cada día son más los estudiantes, docentes y familias de todas las localidades que continúan sumándose a esta propuesta escolar y nos envían las imágenes de sus plantaciones. Entre las instituciones que ya lo hicieron se encuentran: la Escuela de Educación Primaria (E.P.E.P.) N° 18 de Capital, N° 511 de Mercedes Cué, la E.P.E.P. N° 323 y Escuela Secundaria Rural (E.S.R.) de la Colonia El Chajá y de la Escuela Provincial de Educación Secundaria N° 47 de km 142. Además, seguimos asesorándolos en todo lo concerniente la parte administrativa”, sostuvo el profesor Sergio Ruiz Díaz, referente provincial de Cooperadoras Escolares.

La iniciativa, desde un enfoque de educación ambiental, pretende que cada cooperadora escolar pueda apadrinar un árbol y llevar adelante este proyecto ambiental, generar y articular diversos trabajos con la comunidad educativa, las distintas áreas y disciplinas y ser parte de esta experiencia, digna de ser replicada a lo largo y ancho de la provincia.