Una formoseña que cumplió aislamiento en la EPES Nº 54 destacó la atención recibida

Compartir

Relató su experiencia en ese centro de asistencia sanitaria y pidió a la población comprender que estas medidas preventivas “son necesarias y útiles” en la lucha contra la pandemia COVID-19

La señora Malvis Ramírez quien junto a su hija, ingresaron a la provincia a través del Programa de Ingreso Ordenado y Administrado provenientes de Neuquén y finalizaron con el correspondiente aislamiento preventivo de 14 días en la EPEP Nº 54 “Juan José Silva” de la ciudad de Formosa, puso de manifiesto en declaraciones a AGENFOR “la excelente atención que recibimos” en ese Centro de Asistencia Sanitaria.

En ese marco, la mujer se mostró agradecida con el Gobierno Provincial al señalar que “preparé notas de agradecimiento a la Policía de la provincia que hace un trabajo espectacular, también al personal salud que nos atendía todos los días, llevando un control en planillas de cada una de las personas que estábamos cumpliendo con el aislamiento”.

Además relató que la cuestión de los alimentos se servían a horario, se proveían de elementos de higiene ya sea de manera personal y también para el circuito «por lo que nos organizábamos para mantener la limpieza y siempre en el marco del protocolo para evitar el contagio». 

En ese sentido, la mujer que es oriunda de Laguna Blanca sostuvo que las medidas sanitarias adoptadas por la provincia “nos permiten tener este estatus sanitario que es de bajo índice de mortalidad y contagios”.

En ese punto, respecto a las críticas, contestó que desde su experiencia en la EPES Nº 54 “todo estuvo organizado y es inmenso el trabajo que llevan adelante las personas que allí prestan servicios y esto hay que agradecer, reconocer y valorar”.

Por ello, pidió a la población que “se siga cuidando y que trate de comprender que estas medidas preventivas son necesarias, útiles y donde los resultados están a la vista a diferencia de otras provincias que no han aplicado este sistema”.

En ese sentido, contó cómo es la situación en la localidad de Las Lajas en la provincia de Neuquén donde ella reside con su esposo y su hija. “Cuando se empezaron a detectar los primeros casos de coronavirus se decidió bloquear las localidades; y después al dispararse los contagios se determinó el aislamiento domiciliario, en tanto aquellas personas que se encontraban en una peor situación iban a un centro de salud hasta que en un momento colapsó la salud pública de la provincia”.

Tras comentar esa realidad, enfatizó que “debemos valorar y defender el estatus sanitario que está teniendo la provincia de Formosa” que posee los mejores indicadores del país.