UNaF: “En la Asamblea Universitaria histórica dijimos no a la violencia”

Compartir

El consiliario superior de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), el licenciado Diego Ortiz, se refirió a la Asamblea Universitaria histórica de este domingo 29 que congregó a asambleístas y representantes de todos los claustros en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas (CPCEF).

Allí se reunieron consiliarios, consejeros, docentes, no docentes, estudiantes y graduados para manifestar el estado de indefensión en el que se encuentra la comunidad universitaria de la UNaF, ante los graves y actuales hechos de violencia que se vienen sucediendo.

En diálogo con la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), Ortiz indicó: “En la Asamblea los cuatro claustros dijimos no a la violencia. Queremos trabajar en paz, tener la seguridad de volver a nuestras casas tranquilos sin que nuestra integridad física sea afectada. Es una locura lo que está pasando”, expresó indignado.

En ese sentido, apuntó contra el actual rector Augusto César Parmetler de avalar el accionar delictivo que viene desplegando una patota de la agrupación Línea Azul, comandada por el exsecretario Rafael Olmedo.

Mencionó aquí la imposibilidad de realizar las elecciones del claustro docente el pasado martes 24 en el campus universitario, ya que este grupo violento impidió que se conformen las mesas de votación, inclusive terminaron agrediendo a docentes, estudiantes y mujeres.

Y a esto se sumó que con anterioridad, el 2 de agosto, “rompieron a patadas la puerta y los vidrios de la oficina del vicerrector Vicente Sánchez y luego un domicilio particular”.

“Cuando todos pensábamos que íbamos a leer una condena por parte del rector Parmetler de los hechos de violencia ocurridos lastimosamente leímos otra cosa (en los medios), porque dijo que la víctima era él”, lamentó y acusó: “Quizás sea así, porque es víctima de su propio accionar”.

En total contraste, “la Asamblea de este domingo ha sido una demostración de cómo los docentes, no docentes, estudiantes y graduados queremos que esto se resuelva con los medios que el Estatuto Universitario y el Reglamento del Consejo Superior lo estipulan”, manifestó y subrayó categórico: “En ningún lado hemos leído que esto se soluciona a los golpes”.

Consejo Superior

En esta línea, Ortiz declaró a esta Agencia que en lo que va del año el Consejo Superior sólo ha sesionado el 14 de abril, es decir una sola vez en el año 2021. “A las claras, esto es un incumplimiento de lo que el reglamento interno estipula, que son reuniones cada 15 días”, advirtió, aclarando que “pueden ser convocadas únicamente por el rector”, con lo cual quedan en evidencia las falencias institucionales de Parmetler.

“Si la mitad más uno de los miembros del Consejo solicita a reunión, él está obligado a hacerlo, pero no convoca a sesionar. Hemos presentado más de 15 notas, tanto por mail como por mesa de entrada, y aún así no convocó a ninguna otra sesión”, lamentó.

En esta línea, remarcó que el juez federal Nº 1 Pablo Morán fue claro al pedir que se cumpla el “reglamento en todos sus aspectos”, no una parte del articulado y acusó al rector Parmetler de “hacer oídos sordos” a la sentencia de la Justicia Federal de Formosa. 

“Está incumpliendo mandatos judiciales y poniendo a toda la comunidad universitaria en una situación de fragilidad institucional bravísima”, aseveró preocupado.

Planificado

Por otra parte, evidenció que esta situación irregular ha sido planificada desde el 19 de noviembre del año pasado. “Con la pretendida modificación del régimen electoral por parte del rector Parmetler, provocó la acefalía, porque los claustros de estudiantes y graduados siguen sin la posibilidad de elegir a sus representantes”.

No obstante, realzó que “este lunes 30, la Junta Electoral ha finalizado el proceso electoral en el claustro no docente y docente y ya ha emitido, como estaba previsto, las resoluciones 208 y la 209 donde se proclaman a los candidatos electos en las elecciones que se desarrollaron en este mes”.

A su vez, si bien ansió que “la situación se normalice” para los claustros de estudiantes y graduados y que puedan elegir a sus representantes para los Consejos Directivos y el Superior, se mostró poco optimista porque para él, el comportamiento del Rectorado hasta el momento es “bipolar”.

“En los medios dan un mensaje de paz y dentro del recinto del Consejo Superior se vivió una situación muy violenta con silenciamiento de micrófonos, anulación de cámaras, más las imágenes de lo ocurrido dentro del campus”, detalló Ortiz.

En este orden, aseguró: “Queremos llevar tranquilidad a los compañeros de que la institucionalidad se va a respetar, y aclarar que es mentira que queremos la intervención de la Universidad, porque pertenecemos a una institución muy importante de la comunidad formoseña y tenemos todas las herramientas para resolver nuestros problemas como corresponde”.

Persecución

Por otro lado, Ortiz denunció que trabajadores no docentes han sido citados a trabajar “sin protocolo sanitario”.

“Esta situación preocupa porque son los más expuestos debido a que tienen que ir todos los días a un ambiente enrarecido, de presión, con finalizaciones abruptas de contratos, cambio de lugar de trabajo sin planificación previa”, lamentó.

Acotó que esto se profundizó después del resultado electoral porque la mayoría se ha pronunciado a favor de que la gestión actual tenga controles, reacción que no fue bien recibida por parte del rector Parmetler, quien intenta confundir a la sociedad formoseña planteando que “quieren la intervención de la UNaF”, cuando en realidad lo que se intenta es que funcionen los mecanismos de Gobierno, control y auditorías.

Lucha

Además, el licenciado Ortiz explicó a AGENFOR que “el rector Parmetler ha pretendido quitarle validez al mandato de consiliarios, es decir, de representantes de los docentes, porque solicita que acrediten su condición presentando la reválida, pero él es el responsable de ejecutar ese llamado y al no hacerlo, los profesionales no lo realizan”.

“Este es el argumento que utilizó para unilateralmente quitarlos de este órgano deliberativo” que el Honorable Consejo Superior, lamentó.

Sintetizó que el objetivo de las Asambleas es buscar que funcione el Consejo Superior. “Al día 30 de agosto tenemos que tomar dimensión de lo que está pasando. Una institución como la Universidad no puede tener al Rector como único responsable porque esto no es una institución privada, es pública, él no es el dueño, está pretendiendo que le demos el título de propiedad y eso no va a pasar”, aseguró.

Folklore educativo

Por otra parte, el consiliario lamentó los dichos de Parmetler, al minimizar las acciones de violencia físicas, verbales y simbólicas registradas calificándolas como “el folklore de la Universidad”.

“En la Asamblea quedó en claro que el folklore de la Universidad es el debate abierto para construir consenso, tanto en la Argentina como en Formosa”, remarcó, reprobando que este lunes “el Rectorado amaneciera blindado por seguridad privada, como si se tratara de una frontera entre estados y somos docentes, es una vergüenza”.

“Estamos en asamblea permanente porque la preocupación es muy grande y también convocamos a aquellos asambleístas que por algún motivo tienen alguna duda o no están seguros de lo que está pasando a que se acerquen a conversar. Detallaremos la cantidad de irregularidades que se solucionarían con el correcto funcionamiento del Consejo Superior”, remarcó.

Para finalizar, expresó: “Es histórico lo que está pasando y los compañeros estamos trabajando en eso”.

Lamentable

A su turno, la decana electa y actual vicedecana de Recursos Naturales de la UNaF, la ingeniera Ilda Villalba, declaró a AGENFOR que en la Asamblea del domingo 29 asistieron casi 70 personas de la comunidad universitaria.

“Estuvieron presentes acompañándonos en esta lucha porque ya no da más esta situación de patoterismo y autoritarismo del rector Parmetler, se quieren dueños de la Universidad, nos corren de nuestra propia casa”, denunció.

“Yo tengo miedo de ir a la Universidad, el 1° de septiembre tengo que asumir como decana de la FRN y ni siquiera tengo la seguridad de poder dejar mi auto en el estacionamiento tranquila, tengo que pedir que me lleven y busquen”, lamentó dolida.

Continuó: “Tengo 30 años de antigüedad docente, soy graduada en esta institución y jamás pasó algo así. Hubo sí algunas peleas estudiantil, pero en la parte de docentes y graduados no”.

Además, dejó en claro que para ella, al decir el Rector que lo ocurrido es parte del “folklore de la institución”, es porque “está apañando la violencia, lo ocurrido” como las agresiones a docentes, estudiantes, mujeres, etcétera.

“Para mí, su preocupación es haber perdido en este momento, porque nosotros ya ganamos dos elecciones y ellos quieren perpetuarse en el poder y con esto no llegan”, cerró.