Compartir

El bloque “Reconstruir UNaF” y ATUNF (Asociación de los trabajadores de la UNAF)realizaron este viernes una conferencia de prensa para repudiar la fraudulenta asamblea especial llevada a cabo en el campus universitario, por la cual el actual rector Augusto Parmetler y Vicente Emilio Grippaldi fueron declarados rector y vicerrector, respectivamente.

En primer término el vicerrector Vicente Sánchez, con mandato hasta el 31 de agosto de 2022 consideró que se trató de un “escándalo” que ya tomó estado nacional. “El rector llama a una asamblea ilegal, para reelegirse, son ilegales los integrantes, los consejeros y consiliarios, el los nombró a su manera, cuando en realidad hubieron elecciones de docentes y no docentes, el hecho famoso del 24 de agosto donde fueron castigados docentes, no docentes, periodistas donde tuvimos que votar en el Consejo de Ciencias Económicas, participando el 80% de los docentes, o sea la mayoría”.

En declaraciones a la Agencia de Noticias Formosa (Agenfor) recordó el vicerrector que Parmetler sin atribuciones reemplazó a la Junta Electoral“ eliminó consiliarios nuestros argumentando que no tenían las correlatividades”, entre otras irregularidades.

Advirtió que “De parte de la justicia no hay ninguna resolución de fondo, solo cautelares, de todas formas hay otros pasos a seguir, el tema universitario hay que interpretarlo, se cree que el rector es la máxima autoridad, cuando en realidad la máxima autoridad es el Consejo Superior y la asamblea universitaria”.

“De consolidarse esto, no sólo sería un escándalo para Formosa, sino para todo el sistema universitario argentino, algo que no ocurrió desde la reforma del 18” aclaró.

En igual sentido se pronunció Ilda Villalba, vicedecana de la Facultad de Recursos Naturales al considerar la fecha como “luto para toda la comunidad universitaria”.

Recordó la profesional que todas las partes involucradas en el tema viajaron a Buenos Aires, para reunirse ante el Consejo Interuniversitario Nacional para intentar acercar posiciones, y tras un principio de acuerdo, el rector violó lo pactado.

“Para mí los órganos colegiados no tienen representatividad, entonces lo que nos propusieron allá es que renuncien rector y vice, que vayamos a nuevas elecciones” precisó.

Dijo que “Queremos dar a conocer que todo esto está mal, es todo ilegítimo, como egresada de  la universidad me da pena ver como se hunde cada vez más, como madre no mandaría a mis hijos a esta universidad, por el patoterismo que existe. La integridad física de docentes, no docentes y alumnos está en peligro porque están todos los días presentes ahí, hay custodias, no sé si son patotas”.

Recordó además que “Somos un grupo de interclaustros, formado por docentes, no docentes, graduados y estudiantes, tuvimos nuestra elección, votó el 80% del padrón, lo hicimos legalmente y él no reconoce esa elección, la Cámara Federal de Resistencia no lo cuestiona” interpretó, no obstante dijo que si es necesario, que se convoque a nuevas elecciones para aclarar la cuestión..

Participó también de la conferencia la docente de la Facultad de Recursos Naturales Miriam Rodríguez quien cuestionó el apuro del rector Parmetler por convocar a elecciones, cuando el mandato recién vence el 31 de agosto de 2022.

“El mandato vencería el 31 de agosto del 2022 y con qué anticipación comienza a hacer de nuevo esta asamblea ilegítima porque todos los consejos no son representativos, ni de docentes, ni no docentes, tampoco de estudiantes y egresados” argumentó.

Fabricio Gómez Navarro, graduado de la FAEN expresó su preocupación por los hechos ocurridos en la universidad al señalar que “ayer se consagra con un hecho increíble, una elección a rector y vicerrector ilegítima, con representantes que no tienen representatividad”.

“La única forma que tiene el rector de llevar adelante estos atropellos es a través de la violencia institucional que ejerce sobre todos los sectores (…) recordemos que el 24 de agosto fuimos víctimas de la violencia de una patota contratada por el rector, una locura total que una gestión contrate patoteros encubriéndolo como seguridad privada, con el fin de ejercer violencia para sostener todas las irregularidades que se cometen” recordó.

Adelantó que “Nosotros no vamos a contestar ese tipo de acciones violentas que nos ejercen, estamos reunidos para contarle a la sociedad lo que pasa, que hay un grupo minoritario encabezado por el rector, que con violencia, se sostiene”.

También participó Angélica Cabrera, estudiante del profesorado en Química en la Facultad de Humanidades de la UNaF, quien señaló que “como representante estudiantil tengo la responsabilidad de poder hablar de parte de todos mis compañeros estudiantes” y subrayó que se encuentran en una situación de “incertidumbre y queremos que la comunidad formoseña sepa que tenemos miedo y nos sentimos desprotegidos por esta gestión que lleva a la cabeza al rector Parmetler”.

“Estamos en un espacio en donde la impunidad es la carta que corre por todos los pasillo de la Universidad” aseveró, considerando que actualmente en las distintas facultades hubo “una usurpación de la representación de los centros estudiantiles, donde no pudimos participar de elecciones justas y transparentes”.

Y exigió que “esta situación de irregularidades y de fraudes se puedan resolver por las vías de la legalidad y transparencia, para culminar de manera satisfactoria nuestra experiencia como estudiantes universitarios”.

Por su parte Milciades Olmedo, representante del sindicato No Docente de la UNAF y secretario de Acta de la Federación Argentina del Trabajador de Universidades Nacionales, puso de resalto que “la situación es complicada y en este día del No Docente que debería ser de festejo, se tornó en uno de luto, en un día negro, por lo que está ocurriendo en nuestra querida Universidad”

Y explicó que “el día jueves 25 el Rector llamó a una Asamblea que nosotros consideramos ilegal” ya que “no hay representatividad, porque el claustro No Docente no participó”. Además subrayó que “hay representantes docentes y de estudiantes que permanecen electos de manera irregular, en todos los sentidos”.

Por eso, lamentó la situación, sosteniendo que en la UNaF se tiene que aplicar “el cogobierno, que en este momento no funciona, porque no hay legitimidad respecto a los claustros”.

Además hizo un llamado a la comunidad universitaria,  a la comunidad en general y también a los representantes  nacionales, como diputados nacionales y senadores, solicitándoles que “tomen cartas en el asunto, porque no podemos seguir tolerando situaciones de irregularidades, atropellos y amenazas constantes”.