Compartir

Con la dosis adyuvantada agregada en el presente año, que actúa como refuerzo de las defensas para estas edades.

Desde el hospital de Palo Santo, se llevó a cabo la visita domiciliaria de los vecinos de la Colonia Potrero Norte, con el objetivo de inmunizar contra la gripe a los adultos mayores de 65 años.

En la recorrida casa por casa, los vacunadores aplicaron a los abuelos la dosis anual destinada a esta franja etaria, la cual, este año cuenta con el componente adyuvante, que tiene por objetivo aumentar las defensas del sistema inmunológico de las personas de esta edad.

Si bien la antigripal para adultos mayores se venía suministrando en años anteriores, en el 2021 se agregó a la dosis dicho compuesto, a fin de incrementar la protección que la vacuna brinda a los adultos mayores de 65 años, quienes tiene un organismo más debilitado por el paso de los años.

Las familias recibieron con amabilidad al equipo de vacunación y agradecieron la visita para aplicar la vacuna, lo cual permite que, en el actual contexto de pandemia, eviten trasladar a las personas mayores hasta el centro de salud o el hospital para recibirla.

Por su parte, previo a la aplicación, los vacunadores reiteraron, una vez más en cada hogar, la importancia que tiene la vacuna para prevenir la gripe causada por el virus influenza, el cual puede provocar graves complicaciones y consecuencias en los adultos mayores que no están vacunados, inclusive la muerte.

Les explicaron que si bien, la vacuna no evita la enfermedad “previene su evolución a estados graves, o que se complique con otras enfermedades a las que se asocia la gripe; por consiguiente, a su vez, evita las hospitalizaciones y los fallecimientos por estas causas”.

Asimismo, recordaron que la antigripal no solo deben recibirla los adultos mayores “sino todas las personas consideradas de riesgo”, entre las cuales se encuentran: los niños de entre 6 meses y 2 años, las embarazadas en todos los trimestres de la gestación, las puérperas hasta los 10 días después del parto, el personal de salud y las personas con enfermedades crónicas “que son un amplio grupo, que requieren una orden médica para vacunarse y que tengan entre 2 y 64 años”.

Sobre lo anterior, informaron que el servicio de vacunación del hospital de Palo Santo se encuentra disponible de lunes a viernes. “Quienes estén en los grupos mencionados solo tienen que acercarse y solicitar que se le aplique la vacuna. Y los padres llevar a sus niños a vacunarse. Todos los días los esperamos para que completen su dosis y puedan estar protegidos de la gripe por un año más”.