Compartir

Continúan los operativos de vacunación para niños y niñas de de 11 años en las escuelas primarias de nuestra provincia, con el objetivo de ampliar la inmunización por medio de la vacuna que protege del Virus del Papiloma Humano (HPV).

En este marco, escolares de la EPEP 8 “Justo José de Urquiza” de la ciudad fronteriza de Clorinda fueron beneficiados con un extenso accionar sanitario desplegado por el servicio de vacunación del hospital distrital “Felipe Cruz Arnedo”, responsable de la cobertura sanitaria de esta localidad y otras tantas cercanas.

Además del control estricto de los carnets de vacunación de cada niño y  de la aplicación de la vacuna, en el trascurso de la jornada, los profesionales recordaron a toda la comunidad educativa: niños, docentes y padres que “la vacuna es fundamental para prevenir en la edad adulta cánceres de cuello uterino, pene, ano, vagina y boca” asociados al Virus del Papiloma Humano (HPV).

“Por eso” –especificaron-   “es suministrada en esta edad, es decir a niñas y varones de 11 años”.

Acerca del esquema de aplicación para que pueda lograrse “la mayor efectividad de la vacuna” reiteraron que es de dos dosis “se coloca la primera y la segunda a los 6 meses de esta”. Es necesario “cumplir en tiempo y forma como debe hacerse con el resto de las vacunas que están en el calendario para que la protección sea la deseada”.

Respecto al acompañamiento de los padres, los referentes del equipo de vacunación señalaron que “fue muy bueno, se mostraron interesados y predispuestos a dialogar sobre la incidencia que tiene la vacuna en el cuidado de la salud de sus hijos”. Al mismo tiempo destacaron igualmente “la colaboración de docentes y directivos” del establecimiento  visitado.

Sobre las recorridas que efectúan por las escuelas que se encuentran bajo el área de cobertura del nosocomio explicaron que “se hace de forma programada, apuntando a que los niños tengan una vida sana en su edad adulta protegida mediante la inmunización que otorga la vacuna HPV” y recalcaron “que es gratuita, algo que tiene un valor muy significativo porque facilita a todos los niños y niñas el acceso a la aplicación de esta vacuna”.