Vacunación para escolares de Clorinda

Compartir

Dirigida a las niñas y niñas de 11 años del Instituto San José

Por medio de diferentes estrategias destinadas a fortalecer la cobertura de vacunas en todo el territorio provincial, los servicios de vacunación profundizan en la aplicación de las vacunas que deben recibir las niñas y niños de 11 años para prevenir distintas enfermedades y proteger la salud.

En este marco, vacunadores del centro de salud del barrio Toba de la ciudad de Clorinda llevaron adelante un operativo para hacer llegar a los escolares que asisten al Instituto Técnico “San José”,  la segunda dosis de HPV y la vacuna antimeningocócica, las cuales se deben ser aplicadas a los 11 años, según los indica el calendario vigente.

Así lo dieron a conocer desde la dirección del citado centro de salud, destacando que estos operativos se realizan periódicamente durante el ciclo escolar, y que a pesar del contexto de pandemia “nos organizamos para asegurarnos que reciban las vacunas que corresponden”.

En tal sentido, revelaron que en esta ocasión fueron aplicadas las vacunas que el Calendario Nacional establece para las niñas y los niños de 11 años: “meningococo y HPV (segunda dosis)”.

A pesar de que los niños no están asistiendo a clases debido a la situación sanitaria actual, se invitó a los padres a acompañar a los niños en esta jornada, para dialogar con ellos y recordarles una vez más, la importancia que tienen las vacunas para cuidar la salud y protegernos de muchas enfermedades; no solo en la niñez, sino también en todas las etapas de la vida.

Así, hicieron hincapié en cumplir con el esquema de dos dosis, indicado para la vacuna HPV, para prevenir, desde antes de llegar a la edad adulta, estos virus que se transmiten por medio de las relaciones sexuales y que se asocian al desarrollo del cáncer de cuello de útero, y de otros como, los cánceres de ano, pene, vagina y boca.

Igualmente, reiteraron que la vacuna contra el meningococo, tiene un esquema de dosis única que debe aplicarse a los 11 años. Está destinada a prevenir la enfermedad meningocócica invasiva y las que complicaciones que ésta puede presentar, informando que las formas más frecuentes son “meningitis y sepsis (infección generalizada)”, causadas por la bacteria meningococo y  pueden tener consecuencias fatales, o dejar secuelas irreversibles como amputaciones, la pérdida de audición y otras neurológicas graves.