Vacunan contra las hepatitis A y B

Compartir

El ministerio de Desarrollo Humano provincial está llevando adelante distintas tareas de promoción y concientización en el marco del Día Mundial de las Hepatitis Virales, que se conmemora el próximo 28 de julio.

 Además de la carpa instalada en la plaza San Martín de la capital formoseña, donde todas las tardes, de 16.30 a 20, un equipo de salud está informando a la comunidad sobre dichas enfermedades y aplicando las vacunas contra las hepatitis A, B y la pentavalente que incluye esta última; también los centros de salud y hospitales de la red de salud pública provincial están concretando a lo largo de la semana acciones similares.

Cabe recordarse que las hepatitis virales se reconocen como: A, B, C, D y E en Argentina. Las más comunes son las tres primeras, de las cuales,  tanto la hepatitis A como la hepatitis B tienen  en nuestro país vacunas para su prevención.

Ambas están incluidas en el calendario de vacunación vigente y todas las personas allí determinadas (por grupo etario y otras condiciones sanitarias) pueden recibirlas de forma completamente gratuitas con las dosis y esquemas indicados.

En este marco, un equipo del hospital de Palo Santo, efector ubicado hacia la zona sur este de la provincia y distante a unos 135 km de la capital, está llevando a cabo una amplia difusión, acompañada por la vacunación callejera a los vecinos de esta población.

“Sobre todo nos estamos abocando a la vacunación contra la Hepatitis B, destinada especialmente a prevenir la enfermedad en la población adulta y en las embarazadas. El objetivo de esta vacunar aquí en el boulevar 2 de Abril de nuestro pueblo, un espacio en el que circula mucha gente, es acercar a la comunidad esta vacuna tan importante y ampliar su cobertura”, aseguraron desde la dirección del mencionado hospital.

Al mismo tiempo comentaron que el equipo de enfermeros, médicos y vacunadores allí dispuestos, tienen como propósito brindar información a los vecinos sobre la enfermedad y sus múltiples formas de prevención, además de la vacuna.

 

Abordaje de la red sanitaria pública

 Desde la cartera de salud se recuerda a la población que el sistema público sanitario cuenta también con el análisis gratuito (test) para la detección de las hepatits A, B y C. Esta prueba es específica para cada tipo de hepatitis y está disponible en los hospitales y centros de salud públicos de la provincia.

Las hepatitis B y C “son las dos hepatitis que se pueden convertirse en crónicas y que pueden convertirse con los años en cáncer de hígado y en cirrosis hepática, patologías que realmente pueden poner en riesgo la vida de las personas”. Pueden progresar lentamente hacia una enfermedad hepática grave, y en ciertos casos, si no son tratadas a tiempo, pueden necesitar de un trasplante hepático e inclusive causar la muerte.

Al respecto agregaron que si bien la hepatitis C no cuenta con vacunas para su prevención, existen una serie de medidas que todos debemos tener en cuenta para evitar su contagio. “El chequeo para el diagnóstico y tratamiento oportuno aumenta notoriamente la posibilidad de la cura la hepatitis C”.

 

Hepatitis virales

 

“Hepatitis” significa inflamación del hígado. El hígado es un órgano vital que procesa los nutrientes, ejerce una función desintoxicante y sintetiza proteínas. Cuando el hígado está inflamado o dañado, su función puede verse afectada.

En la mayoría de los casos, la hepatitis es provocada por un virus. Las hepatitis virales son causadas más frecuentemente por los virus de hepatitis A, hepatitis B y C.

En otros casos, el consumo excesivo de alcohol, las toxinas, algunos medicamentos y determinadas afecciones médicas también pueden causar hepatitis.

Resulta fundamental estar atentos a estas afecciones, ya que la mayoría de las veces las hepatitis no producen síntomas y la enfermedad pasa inadvertida, por lo que sólo se la pude diagnosticar mediante análisis de sangre.

 

Prevención hepatitis C

 

Puede evitarse si se toman cuidados como: no compartir agujas, jeringas o elementos cortopunzantes con otras personas; exigiendo también el uso de materiales descartables o esterilizados al hacerse  tatuajes, piercings o implantes, y usando preservativo desde el comienzo de las tus relaciones sexuales.