Vecinas originarias de Fortín Lugones recibieron controles de la Red de Ecografías

Compartir

Al estudio de diagnóstico por imagen se sumaron otros exámenes prenatales que forman parte del seguimiento obstétrico que se efectúa regularmente.

Como parte del seguimiento minucioso que se hace a las embarazadas de toda de la provincia, la Red Provincial de Ecografías sigue trabajando, llevando este servicio a distintos puntos del territorio, principalmente  a las comunidades más alejadas de los centros urbanos.

En este marco, un  nuevo accionar alcanzó a las pacientes deNavagan, comunidad aborigen asentada a pocos kilómetros de la localidad de Fortín Lugones.

Ginecólogos, obstetras y técnicos de la Red de Ecografías, concretaron este estudio de diagnóstico por imagen en el hospital de San Martín 2, donde fueron trasladadas las pacientes para un nuevo control pormenorizado del embarazo en sus distintos trimestres.

De este modo, las embarazadas de esta comunidad, accedieron a las ecografías y además, como parte de los controles prenatales se le extrajeron muestras para análisis de laboratorio, más la medición de la tensión arterial, peso, glucemia, altura uterina y latidos fetales, entre otros destinados a corroborar la buena salud de la mamá y el bebé por nacer.

Una vez más, desde el equipo recordaron a las pacientes los beneficios que aporta la ecografía al seguimiento del embarazo, haciendo hincapié en que posibilita detectar tempranamente cualquier patología que pueda afectar, el buen desarrollo del embarazo y los problemas de salud que puedan presentar el binomio madre – hijo.

Explicaron que “si todo va bien, igual es necesario hacer una ecografía por trimestre” pero en el caso de surgir complicaciones de cualquier índole “puede ser que se requieran otras, cada vez que el ginecólogo o el obstetra la indican, hasta el momento del parto”.

Del mismo modo, alentaron a las pacientes a cumplir con los cuidados que deben llevarse adelante en esta etapa para llegar a un parto a término y en buenas condiciones de salud.

Así remarcaron consumir alimentos sanos, principalmente muchas frutas y verduras de estación; beber abundante agua; mantener el peso según lo establecido para el embarazo; asistir a los controles programados y cumplir con todos los estudios solicitados.

Finalmente, fueron repasados los signos de alarma y se brindaron recomendaciones para que las mamás estén atentas a cualquier complicación que pueda presentarse y realicen la consulta inmediata al centro de salud más cercano a la casa.