Vecinos de la colonia Potrero Norte renovaron sus controles de salud

Compartir

Mediante atenciones conjuntas que reforzaron los servicios sanitarios ofrecidos diariamente.

Una serie de servicios de salud fueron dispuestos, una vez más, esta semana, en el nuevo centro de salud emplazado en la colonia Potrero Norte, ubicada a 35 km de la localidad de Palo Santo.

Tal como se realiza, periódicamente, un equipo de salud del hospital de Palo Santo junto a los colegas del efector sanitario de la colonia, brindaron consultas y atenciones desde las especialidades de enfermería, clínica médica, pediatría, y obstetricia.

Asimismo, se sumó la vacunación de calendario y vacunación COVID para todas las edades, con la entrega gratuita de leche y medicamentos recetados.

Pediatría

En cuanto a las atenciones a los niños, recibieron el llamado “control del niño sano”, establecido para detectar de manera temprana, las patologías que, eventualmente, pueden presentase durante el crecimiento y que en su mayoría no presentan síntomas que pueden notarse a simple vista.

Dichos exámenes consistieron en mediciones antropométricas de peso y talla, medición del perímetro cefálico y abdominal, revisiones neuro y psicomotoras, más otras específicas para cada etapa de la infancia.

En tanto, fueron evaluados los pequeños con síntomas de enfermedades prevalentes, a quienes se les indicó el tratamiento oportuno.

En las consultas, se brindaron consejos a los padres para promover la buena salud en los niños, remarcando la importancia de cumplir con los chequeos y estudios periódicos programados e insistiendo en la importancia de que tengan aplicadas todas las vacunas.

Adultos

Los pacientes adultos accedieron a controles de medición de peso, tensión arterial y glucemia. Además, fue realizado un exhaustivo examen a los pacientes crónicos, fueron revisados los tratamientos farmacológicos y clínicos, y se otorgaron turnos en el hospital para las interconsultas con los especialistas correspondientes.

Vacunación antigripal

En el marco de la vigente campaña de vacunación contra la gripe que está llevando adelante el Gobierno de la Provincia, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, el equipo del servicio de inmunizaciones del hospital de Palo Santo, aprovechó la oportunidad para aplicar esta vacuna a los grupos que, actualmente, deben recibir su dosis anual para estar protegidos del virus influenza y evitar así las complicaciones que acarrea la enfermedad a las personas consideradas “de riesgo”, explicaron.

En este caso, fueron destinadas al personal de salud, embarazadas –en cualquier trimestre de la gestación-, puérperas –dentro de los 10 días posteriores al parto, que no se hayan aplicado la vacuna durante el transcurso del embarazo- y la dosis pediátrica, establecida para los niños de entre 6 meses cumplidos y 3 años –considerándose, hasta un día anterior a cumplir esta edad-.