Vecinos de la zona centro norte recibieron importantes prestaciones de salud

Compartir

Con atenciones en el CIC y en las casas.

Familias que viven en la comunidad San Martín 1, cercana a la localidad de Fortín Lugones, en la región centro norte de la provincia, recibieron amplias atenciones de salud mediante una nueva recorrida que efectuó el equipo del hospital de la citada localidad.

Un equipo multidisciplinario integrado por médicos, obstetras y enfermeros ofreció a los vecinos atención médica integral, además de otros servicios como captación de pacientes de riesgo, entrega gratuita de leche y medicamentos, y consejos para cuidar mantener la buena salud y prevenir enfermedades.

El objetivo de la jornada fue hacer llegar las prestaciones sanitarias a las familias de las comunidades vecinas, asegurando a los pacientes de todas las edades el acceso gratuito a los servicios disponibles.

En esta ocasión, las atenciones fueron dispuestas, tanto en el Centro Integrador Comunitario (CIC) emplazado en la comunidad, como también en los domicilios de los vecinos.

Al respecto, desde el equipo de salud, explicaron que, por distintos motivos, no todos los vecinos pueden acercarse al CIC “entonces, nos organizamos para para llegar hasta sus casas, hacer allí las atenciones y aprovechamos para relevar sus demandas de salud a fin de darles la mejor respuesta”.

Así, realizaron el control de niños, jóvenes y adultos con evaluaciones antropométricas de peso, talla y estatura; control de la tensión arterial y de la frecuencia cardíaca; control de glucemia, más otros exámenes clínicos y físicos de acuerdo a la edad de los pacientes.

Acentuaron, asimismo, el monitoreo de pacientes con patologías crónicas, a quienes se les controló la evolución de los tratamientos e hicieron el seguimiento a los pacientes con distintos problemas de salud, incluidas las curaciones, el control y la revisión de medicamentos.

Por su parte, las embarazadas fueron destinatarias de los exámenes prenatales establecidos para cada trimestre, como medición del crecimiento uterino, control de los latidos fetales y peso. Para completar la rutina, se programaron turnos para ecografías y análisis de laboratorio.

Igualmente, se atendió a la salud de las mujeres en general, a través de distintas consultas obstétricas, entrega de métodos anticonceptivos, consejería sobre planificación familiar y cuidados para prevenir enfermedades de transmisión sexual. 

En el diálogo con las familias, aprovecharon para instarlos a continuar cumpliendo con las medidas de uso del barbijo, distancia social de 2 mts con otras personas, el lavado de manos frecuente con agua y jabón y el uso de alcohol cuando no fuera posible lavarse las manos. Y recalcaron la importancia de “cuidarnos cada uno y entre todos, a pesar del avance de la vacunación y de que cada vez hay más cantidad de personas que ya están vacunadas, porque sigue siendo fundamental evitar la propagación del virus mediante los cuidados”.