Compartir

En el marco de una nueva recorrida casa por casa, un equipo de salud del hospital de la localidad El Potrillo, ubicada en el oeste de la provincia, a unos 550 km de la capital, brindó múltiples prestaciones sanitarias que beneficiaron a las familias que residen en comunidades cercanas: Las Cañitas 1, Amarilla 2 y Lote 9.

De este modo, vecinos originarios de la etnia wichí, recibieron atenciones médicas desde las especialidades de: clínicas, pediatría, obstetricia, enfermería; haciendo hincapié en los niños menores de 5 años.

También se llevó adelante la aplicación de las vacunas del calendario vigente, se entregaron medicamentos bajo receta, cajas de leche fortificada con hierro y vitaminas para niños y embarazadas; y fueron promovidos hábitos de vida saludables para prevenir enfermedades y promover el buen estado de salud en general.

Los más pequeños –desde recién nacidos-  fueron destinatarios del control periódico del niño sano” con mediciones antropométricas (peso, estatura y talla), evaluaciones visuales, auditivas y psicomotoras, revisaciones de la piel y otros exámenes establecidos según las edades.

En tanto que los adultos fueron beneficiados con múltiples atenciones, entre las que se contaron: medición de la tensión arterial, nivel de glucemia y de la frecuencia cardiaca. En casos necesarios fueron indicados análisis de laboratorio y estudios complementarios, sobre todo en “los pacientes con enfermedades crónicas: diabéticos, hipertensos, cardíacos, por ejemplo”, explicaron desde el equipo de salud.

Asimismo fue realizada la captación de mujeres embarazadas, a quienes se les  gestionaron turnos programados en el hospital para los “controles prenatales, y distintos estudios que corresponden según el trimestre de gestación en el que se encuentran”. Y se les brindaron consejos sobre los cuidados fundamentales para la buena salud de ellas y sus bebés durante el embarazo.