Vecinos que viven en parajes del oeste reciben atenciones integrales

Compartir

Mediante controles y otras prestaciones que apuntan a vigilar de cerca su estado de salud.

Familias de la comunidad Cruce del Sur, asentada a pocos kilómetros de La Rinconada, en el oeste provincial, fueron destinatarias de un nuevo operativo de salud programado que alcanzó a personas de todas las edades, tal como se realiza periódicamente en recorridas que alcanzas a las distintas poblaciones de la zona.

El trabajo fue llevado a cabo por un equipo del centro de salud La Rinconada, conformado obstetras, enfermeros y agentes sanitarios, quienes concretaron múltiples controles y otros servicios de salud.

De este modo, los vecinos accedieron, una vez más, a consultas y atenciones; entrega de medicamentos y leche; aplicación de vacunas y la difusión de medidas para cuidar la salud en general de niños y adultos.

Entre las atenciones fueron priorizadas las que se hacen a los niños con mayor frecuencia, como el control del niño sano, que tienen por objetivo el estricto seguimiento en la etapa infantil, a fin de corroborar el crecimiento se desarrolle normalmente y, a su vez, detectar tempranamente trastornos o problemas de salud que puedan presentarse. 

Dichos controles comprendieron: mediciones de peso y talla, frecuencia cardíaca, medición del perímetro cefálico y abdominal, más un completo examen del estado nutricional. Esto fue complementado con evaluaciones psicomotoras generales, más otros exámenes pediátricos, que corresponden a cada edad.

Asimismo, fueron revisados los carnets de vacunación de todos los integrantes de las familias y se aplicaron las dosis faltantes para completar los esquemas de las vacunas de Calendario en cada edad, con hincapié en los más chiquitos, los pacientes con enfermedades crónicas y específicas, las embarazadas y los adultos mayores, a fin de acentuar la protección de la salud mediante la inmunización que brindan las vacunas.

Por su parte, fueron llevados a cabo los controles prenatales de rutina y se dieron recomendaciones para llevar adelante un embarazo saludable. Se programaron turnos para ecografías y análisis de laboratorio, los cuales se realizan de acuerdo a cada trimestre de la gestación.

Como en cada visita a la comunidad, se dieron también consejos sobre planificación familiar y procreación responsable, remarcando que estas acciones contribuyen, sobre todo, al cuidado de la salud de las mujeres y de los niños en la primera etapa del crecimiento.