Vialidad Provincial llamó a licitación para dos obras nacionales en el oeste formoseño

Compartir

Las mismas serán llevadas a cabo en articulación con el Ministerio de Obras Públicas de Nación.

En diálogo con AGENFOR, el administrador general de la Dirección de Vialidad Provincial, Fernando De Vido, anunció el llamado a licitación para dos obras nacionales en el oeste formoseño y detalló en qué consistirán las mismas.

“En el marco del trabajo que todos los años lleva adelante el gobierno de la provincia de Formosa en el oeste de nuestra provincia y noroeste, departamento Ramón Lista y Bermejo, se deben realizar los trabajos de mantenimiento que las aguas del río Pilcomayo nos desafía en nuestro territorio”, indicó; y agregó que, en todo el norte de la ruta 81, de la línea Barilari hasta el tío Paraguay, una de las fuentes de agua dulce “más grande” que existe se debe a los desbordes del río Pilcomayo.

“Y así como ingresa el agua, también lo hacen miles de millones de toneladas de sedimentos, entonces, todos los años se debe planificar y programar tareas”, explicó.

En ese sentido, el funcionario detalló que, este año, la provincia cuenta con la colaboración y el apoyo del Gobierno Nacional, a través de la Secretaría de Recursos Hídricos, “y con la gestión que hizo el Gobernador ante el Ministro de Obras Públicas de Nación se consiguió el financiamiento para dos obras para llevar a cabo la adecuación de los cauces”.

“El trabajo que se puede hacer es de mitigación e ir encauzando anualmente y corrigiendo lo que la naturaleza nos va conformando en ese sector de la provincia. Son trabajos que conforman cauces, protegen comunidades, sectores de nuestro territorio donde está la producción agropecuaria, las comunidades aborígenes, las comunidades criollas, así que es un trabajo continuo y permanente”, precisó De Vido.

Y agregó que dichas tareas comprometen a la zona de La Madrugada y Guadalcazar, que son parajes del Departamento Bermejo, al norte sobre la ruta N°86.

En cuanto al tiempo de duración de estas obras, el responsable del área argumentó que “es un proceso administrativo”, que empieza con la licitación pública, luego se conocen las ofertas y posteriormente se realizar el trámite con las autorizaciones correspondientes.

“En los próximos 60 días estaríamos comenzando, porque también hay que ver las condiciones naturales de acceso a esos lugares, en donde hay que comenzar el desarrollo de las obras. Es un trabajo permanente que hay que hacer todos los años y todo sabemos que la causa del río Pilcomayo es una causa provincial, un hecho constitucional”, manifestó.

Por último, De Vido recordó que, en el año 2015, se planteó estas demandas al Gobierno Nacional electo, “pero no tuvimos ninguna respuesta hasta el 2019”.

“No obstante, el gobierno de la provincia, realizando un gran esfuerzo económico y financiero continuó llevando adelante, porque estas son obras que no pueden esperar, que se deben planificar, ejecutarlas y hay un tiempo oportuno para desarrollarlas, cuando bajan las aguas, que normalmente son desde fines de marzo, mediado de abril hasta principio de diciembre”, concluyó.