Compartir

Los niños recibieron múltiples chequeos,  además de una charla de alimentación saludable como una de las medidas fundamentales para promover la buena salud y prevenir distintos tipos de enfermedades.

En la oportunidad, el nuevo operativo sanitario de Libretas de Salud Escolar alcanzó a los jardineritos de las salas de 5 años que asisten al JIN 9 del barrio San Juan Bautista y llevada adelante por un equipo del centro de salud ubicado en dicho conglomerado.

Pediatras, odontólogos, enfermeros y vacunadores, pusieron a disposición de los niños numerosos exámenes médicos – de talla, peso, altura, presión arterial; controles oftalmológicos y bucodentales, además de diversos controles pediátricos enmarcados en el importante documento escolar que acompaña en los niveles inicial y primario.

Asimismo fueron aplicadas las vacunas indicadas por el calendario para los niños “en edades del ingreso escolar, es decir entre 5 y 6 años”, detallaron los vacunadores, comentando que en algunos casos fueron “iniciados esquemas” y en otros actualizados con las dosis faltantes”. Todo debidamente “asentado en los carnets de vacunación de cada chiquito para la respectiva actualización”.

Alimentos sanos           

Como parte de los hábitos saludables difundidos en la jornada sanitaria, los profesionales especialistas en nutrición, ofrecieron a los niños, padres y docentes una charla desde la que se acentuó la necesidad que tiene “consumir cada día alimentos sanos, ricos en nutrientes para crecer y mantenerse sanos” como también para evitar el desarrollo de factores de riesgo y de enfermedades “sobre todo las crónicas”.

A los padres presentes, les recordaron que “los adultos somos el ejemplo que siguen los niños” y es por eso que “si en la casa fomentamos y tenemos como hábitos comer sanamente” seguramente será una costumbre que se instalará en los niños y que además “lo acompañará en el futuro, asegurándole junto a otros hábitos una mejor calidad de vida”.

Igualmente insistieron en que una buena alimentación, proporcionada y equilibrada con los nutrientes necesarios “ayuda al niño en su rendimiento escolar” y esto debe complementarse con una pauta alimentaria fundamental que es “cumplir con las cuatro comidas del día: desayuno, almuerzo, merienda y cena”, distribuyendo todos los grupos de alimentos y principalmente asegurar “la ingesta de frutas y verduras como parte mayoritaria en las porciones”.