Vigilancia pediátrica en comunidades de Las Lomitas

Compartir

Mediante estrictos controles de salud a los más chiquitos de las familias.

Niños que viven en el barrio San Luis, de Las Lomitas, en el centro oeste de la provincia, recibieron nuevas prestaciones de salud, desplegadas por un equipo del hospital distrital ubicado en la misma localidad.

De este modo, a través de múltiples consultas, controles pediátricos, revisión del carnet de vacunación y la aplicación de las vacunas gratuitas del Calendario, las atenciones se acentuaron en los bebés y niños de corta edad. También se entregaron cajas de leche y los medicamentos recetados al finalizar la consulta.

Las atenciones abarcaron, entre otras, el seguimiento periódico del niño sano que incluyó el control antropométrico de peso, estatura y talla; medición de la frecuencia y latidos cardíacos; medición del perímetro cefálico y abdominal; más la evaluación nutricional y psicomotora.

Además, fue realizado el control de los chicos con diagnóstico de enfermedades crónicas y las consultas a demanda, sobre patologías prevalentes estacionales.

Para complementar la jornada, los profesionales promovieron en los padres, los cuidados necesarios que deben tener para prevenir en sus hijos el desarrollo de las enfermedades más frecuentes, en la etapa infantil. Entre estas mencionaron: resfríos, gripes, otros trastornos respiratorios, como también las diarreas y otras gastrointestinales, recordando que las últimas tienen mayor aparición durante los meses de altas temperaturas.

Así, dieron instrucciones puntuales para su prevención, haciendo hincapié en la aplicación de las vacunas “teniendo siempre el carnet al día con todas las dosis y esquemas completos”. Cumplir con las medidas de higiene, acentuando el lavado de manos con agua y jabón; también en la lactancia materna, “dando el pecho a demanda, sobre todo en los primeros 6 meses de vida”, recalcaron.

Acerca del seguimiento pediátrico en las comunidades, precisaron que le objetivo es garantizarle a los más chiquitos de las familias “el acceso a las atenciones establecidas para cada edad; la aplicación de las vacunas con el control previo de los carnets. Y promover y concientizar sobre los cuidados fundamentales que, deben tener los padres, para el buen crecimiento y desarrollo del niño”.