Compartir

EN EL CONTEXTO DE PANDEMIA

El personal de salud ubicado en la comisaría realizó el control de temperatura a cada uno de los beneficiarios así como la colocación del alcohol en gel para la sanitización de las manos.

En la localidad de Villa Dos Trece, alrededor de 1700 personas percibieron en la jornada de este martes el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) 3 a través del operativo especial de pago organizado por el Gobierno Provincial y el Banco de Formosa, además del apoyo de la municipalidad, el hospital local y la Policía de la provincia.

Teniendo en cuenta el contexto de pandemia de coronavirus, el objetivo del operativo fue acercar el pago a los beneficiarios de aquellas localidades que no cuenten con una sucursal bancaria. Lo que permite que las personas no tengan que trasladarse hacia otra localidad.

En diálogo exclusivo con AGENFOR, el intendente del lugar, Lorenzo Gustavo Schmidt, sostuvo que el cobro de este beneficio genera un movimiento comercial “importante” y “aplaca los ánimos de la gente”, que por el contexto de pandemia “se le hace difícil el trabajo, mantener a la familia”.

Lorenzo Gustavo Schmidt

“Esto trae un movimiento importante en todos los rubros comerciales porque hay que entender que son más de 15 millones de pesos que va a entrar en la localidad y eso es volcado a actividades comerciales, gran parte va a los alimentos y a veces quedan para otras cosas”, manifestó.

Organización y seguridad

En otro orden, el subcomisario Javier Torres, a cargo de la comisaría de Villa Dos Trece y del operativo de seguridad del cobro del IFE, brindó detalles acerca del mismo a AGENFOR.

“Desde día pasados, tenemos una orden de servicio que procede de la unidad regional N°2, se diagramó junto con las otras unidades operativas del área tanto del destacamento bañadero como el puesto de vigilancia las dependencias de la comisaria Villa Dos Trece”, expresó.

Y relató, que dichos puestos trabajaron sobre el margen del río Bermejo para prevenir el ingreso de personas desde la provincia vecina de Chaco, ya que durante el primer pago del beneficio tuvieron el antecedente de una persona que ingresó a nado. Pero no fue el caso de esta ocasión.

Además, el agente declaró que para el operativo contaron con la ayuda de la municipalidad que prestó cien sillas, que ubicaron frente a la dependencia guardando el distanciamiento social.

“Hubo personal policial distribuido en todo el sector que controló el cumplimiento de las medidas sanitarias dispuestas”, aseveró.

Por su parte, en contacto con AGENFOR, el director del hospital de Villa Dos Trece, Arturo Bravo, se refirió a las acciones que llevó adelante el personal de salud a los fines de garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias vigentes para la prevención del COVID-19. 

“El personal del hospital realizó el control de temperatura con un termómetro digital, otorgado por el MDH, a cada de las personas beneficiarias del programa nacional, así como la prevención del lavado de manos con alcohol en gel”, señaló e indicó que además se aprovechó la jornada para realizar una pesquisa. Esta tarea consiste en “hacer un mínimo de tres preguntas a las personas para así descartar posibles casos de COVID-19”, agregó.

El director del hospital Arturo Bravo

Asimismo, precisó que en el lugar estuvo presente una ambulancia para garantizar la atención en situaciones de emergencia.

Comisión de emergencia

Por otro lado, el director del nosocomio local, Arturo Bravo aprovechó para describir que la localidad conformó una comisión de emergencia COVID-19, de la que forma parte, junto con el intendente municipal Lorenzo Gustavo Schmidt , la delegación zonal del MCyE, el jefe de la comisaría local y los distintos estamentos de la municipalidad, así como miembros del Concejo Deliberante.

En ese marco, subrayó que “todos estamos trabajando de forma unida contra esta pandemia”, marcando que desde el nosocomio la principal tarea es fortalecer las nuevas conductas y hábitos en la población tendientes a la prevención del virus.

Promoción y prevención

“En esta nueva normalidad que nos toca vivir a partir de la pandemia desde el hospital se fortalece la promoción y la prevención”, enfatizó, subrayando que es fundamental cumplir con las medidas sanitarias para el cuidado personal como ser el uso del barbijo, el distanciamiento social y el lavado frecuente de manos con alcohol en gel.

Además, resaltó que frente a la lucha contra el coronavirus en Formosa “hay un Estado presente ya que a partir de la decisión política del gobernador Gildo Insfrán y el trabajo en conjunto con la municipalidad estamos dando batalla al virus”, poniendo de relieve las medidas adoptadas por la Provincia para cuidar la salud de todos los formoseños.

Compromiso ciudadano

También el director del hospital se refirió a la participación de la ciudadanía en cuanto a alertar sobre situaciones de ingreso irregular de personas por pasos clandestinos. “La participación de la gente es fundamental, además del trabajo de rastrillaje que hace la Policía, porque nos alerta en casos de ingreso ilegal por algún paso no permitido, lo que nos permite actuar rápidamente y aislar a la persona activándose el protocolo” para evitar posibles casos positivos, detalló.

Distrito sanitario 5

El hospital de Villa Dos Trece tiene un ejido que abarca más de 20 colonias, algunas alejadas a más de 50 a 60 km. y el nosocomio está comprendido en el distrito sanitario 5, junto a los hospitales de El Colorado (cabecera) y el Villafañe. “Tenemos permanente diálogo con los directores de los demás nosocomios, para de esa manera estar alertas y brindar la mejor atención a la población”, enfatizó.

Finalmente, ahondó en la preparación de los equipos médicos al señalar que “se vienen realizando prácticas sobre el uso correcto de los elementos de bioseguridad, así como también se preparó especialmente una zona dentro del hospital para atender pacientes con COVID-19”, para atender eventuales situaciones que se presenten.

Crisis hídrica

Por último, el primer mandatario municipal, Schmidt, habló sobre la sequía que atraviesa toda la región y remarcó que “acá afecta más porque somos un lugar agrícola y ganadero” y que en el campo se “sufre más”.

“Gracias a Dios acá en el pueblo el tema del agua, no tenemos inconvenientes porque en la última sequía de 2008, el gobierno de la provincia tomó la decisión de tomar el agua desde el Bermejo y nuestra planta potabilizadora se nutre de esa agua que nos da abundante y de buena calidad, que es trasladada a las demás colonias para el consumo humano”, argumentó.

En esa línea, trajo a colación la problemática de la quema de pastizales, que “es un combate diario que lo hacemos en conjunto con Bomberos”.

“Ya empieza a haber pérdida de animales y la expectativa en el pequeño y mediano productor es la nueva plantación que se hizo de zapallitos y sandías que hasta ahora está aguantando, lo están regando para mantenerlo pero se les hace difícil porque también necesita lo natural que es la lluvia”, concluyó.