Compartir

Las copiosas lluvias y fuertes ráfagas de viento  que en la madrugada del sábado azotara la localidad de Misión Tacaagle, genero voladuras de techos en algunas viviendas, daños en el tendido de la red de energía eléctrica y árboles caídos.

El jefe comunal lugareño Víctor Leguizamón, estuvo coordinando las primeras labores de asistencia a las familias afectadas por el fenómeno, sobre todo monitoreando las zonas más castigadas por el violento temporal de viento y disponiendo las medidas de asistencia necesaria, coordinando con el estado provincial que desde el Comando de Emergencia dispuso acudir con la ayuda demandada.

Por seguridad se dispuso mantener interrumpido el servicio eléctrico hasta tanto se reacondicionaran algunas líneas dañadas por caídas de columnas o los arboles que sufrieron los embates del viento, pero luego de la labores, las cuadrillas de Refsa lo restablecieron  el servicio, avanzándose con las labores para hacer lo propio en las zonas rurales”.

Indico que a través del Comando de Emergencia se coordino con los ministerios de la Comunidad y Desarrollo Humano, y por supuesto el municipio lugareño, acudir con la asistencia necesaria a los afectados.

Se estuvo charlando con los vecinos afectados y trasmitiéndole la tranquilidad de que se los ayudara en todo lo necesario, incluso se colaboro con ellos en las labores tendientes a reparar los techos de algunas casas, Mientras cuadrillas de trabajadores retiraban los arboles, grandes ramas y chapas que fueron a dar en los espacios públicos.

Incluso las cuadrillas del servicio eléctrico estuvieron trabajando para normalizar el suministro, así que pese a este violento temporal que genero daños en algunas viviendas y hasta el susto de las familias, “hay un estado provincial y municipal presente para tener su mano de ayuda”, se significo desde la esfera comunal tacaaglense.