Compartir

Un equipo de profesionales y agentes de la salud visitaron nuevamente las familias del barrio El Quebracho, en las oportunidad los vecinos fueron “invitados a asistir al centro de salud de su barrio para controlarse y recibir atenciones sanitarias en caso de corresponder”, comentaron desde el equipo organizador.

En el caso de los pacientes pediátricos “se conversó con los padres para saber de la última evaluación médica realizada, se controlaron los carnets de vacunas y los antecedentes de las historias clínicas para tener en cuenta si el niño posee factores de riesgo que indican la necesidad de un seguimiento periódico”, explicaron.

Seguidamente fueron programados los turnos para atención con el servicio de pediatría “ya sea para control de los niños sanos o para los pequeñitos que están en tratamiento y que deben hacerse sus respectivos controles”. También se  pidió a los padres a acercarlos al centro de salud para “aplicar las vacunas que a algunos le estaban faltando para estar protegidos y con su carnet al día”.

Desde el efector sanitario aseguraron que la visita casa por casa “es una modalidad muy efectiva que se viene implementado desde hace tiempo para captar pacientes para atenciones en el centro de salud, y en algunas salidas también para acercar distintos servicios al domicilio, sobre todo cuando se trata de familias que por algún motivo se les dificulta el traslado”.

La recorrida se efectúa en el barrio donde tiene asiento el centro sanitario como también en los barrios aledaños que corresponden a la misma área de cobertura. “Nuestro principal objetivo como equipo de salud es poner a disposición de la comunidad todas las prestaciones que tenemos disponibles de forma gratuita desde la salud pública”, aludieron.

Para complementar ambas actividades, en cada uno de los domicilios visitados se aprovechó el contacto directo con las familias para brindar consejos  sobre distintos temas de salud, entre los que se destacaron: métodos anticonceptivos, planificación familiar y cuidados del recién nacido.

En relación a los cuidados de los bebés, hicieron hincapié  en concientizar a las madres a “dar la teta a los bebés hasta los 6 meses de vida de manera exclusiva (siempre que esto sea factible) y pasada esa edad incorporar paulatinamente alimentación sólida”. Al tiempo que se instó a las mamás a “cumplir con los controles médicos del niño y tener sus vacunas al día”.