Compartir

Un grupo de productores pertenecientes a colonias ubicadas en la jurisdicción de Laguna Naineck realizaron una visita a las instalaciones del Centro de Validación de Tecnologías Agropecuarias de Misión Tacaaglé  donde tuvieron oportunidad de escuchar la exposición de los técnicos y comprobar a campo los efectos prácticos del Protocolo de Producción Bananera elaborado por el gobierno provincial.

Fueron acompañados por el delegado de la zona Sur de la Federación Agraria Argentina, Pánfilo Ayala y recibidos por el coordinador ejecutivo de CEDEVA, ingeniero Jorge Balonga y el director del CEDEVA Tacaaglé, ingeniero Ricardo Vailati,entre otros, a quienes les expresaron el propósito de ceñirse a esas normas para lograr mejores resultados en las próximas campañas.

Tras una charla explicativa acerca de lo que es dicha unidad y los años que el gobierno provincial viene invirtiendo en el desarrollo de frutas y especialmente en banana con la que hace mas de diez años se está trabajando en todos los protocolos de producción, post cosecha, definición de envases y otros aspectos.

A su término , realizaron una recorrida por todo el campo para observar el comportamiento de todos los cultivos, entre ellos mango, maracuyá,pitaya, granada y cítricos.

Además, estuvieron en el laboratorio de clonación y finalmente en la planta de empaque donde se explicó como CEDEVA había desarrollado los protocolos y los trabajos que se llevan a cabo en cada etapa de la post cosecha bananera.

En ese sitio, hubo un pedido concreto para que en la próxima campaña tengan la posibilidad de recibir vitro plantas de CEDEVA para los pequeños productores de esa jurisdicción percibiéndose el interés evidenciado en utilizar la guía  del protocolo vigente para desarrollar , a partir de ahora, sus cultivos.

Dicho documento fue publicado en un manual orientador en 2013 y  compila cada uno de los aspectos de la producción, cosecha y post cosecha bananera estudiados pormenorizadamente en los últimos diez años y que tratan sobre una serie de prácticas culturales sobre el cultivo, la obtención de una banana de buena calidad, de buen calibre y peso ,  en la comprensión que lo que no se hace en el campo despues no se consigue en el galpón de empaque.

Además, se hace especial referencia al manejo del racimo enfatizándose en el encintado,embolsado y la epoca en que debe cumplirse con esas prácticas a lo que se suman todas las labores culturales que se llevan a cabo a partir del corte del cacho y del traslado de la fruta desde el campo al galpón de empaque y los pasos que allí se cumplen para lograr el embalaje de una banana de muy buena calidad comercial, sin golpes y separadas en las distintas calidades para su comercialización final.

Si bien se trata de investigaciones y validaciones llevadas a cabo por CEDEVA, con la participación del ministerio de la Producción y Ambiente y el Instituto PAIPPA, el protocolo se ha convertido en un documento  del gobierno de la provincia.

Durante el encuentro, Balonga hizo entrega a los visitantes de ejemplares del manual que fuese impreso cuatro años atrás y que en la actualidad es utilizado como material de estudio en distintas unidades académicas de la región.

Uno de los expositores fue el especialista en banana del CEDEVA Tacaaglé, ingeniero José Villarreal Filipovich quien se encargó de responder a las consultas e inquietudes de los pequeños productores visitantes.

Ayala, por su parte,  manifestó que los productores que lo acompañaron tenían mucho interés en conocer las instalaciones del DECEVA Tacaaglé y que habían quedado muy entusiasmados con las exposiciones de los técnicos y lo que habían tenidomoportunidad d ever en su recorrida por las instalaciones y las áreas cultivadas.

Sobre todo, admitieron que durante la visita habían encontrado soluciones a una serie de problemas que ellos estaban teniendo en sus respectivas chacras y fincas y que incluía a toda una gama de cultivos como el caso de la “mosca negra” en los cítricos” y los productos que son los más recomendables para actuar en consecuencia al comprobar que los utilizados no eran los mejores.

Dijo también Ayala que los productores habían comprobado que en el CEDEVA Tacaaglé habían aprehendido una serie de procedimientos de manejo  que responden a sus expectativas de solución para los problemas que se les presentan.