Compartir

Un equipo interdisciplinario de profesionales del centro de salud “Luis María Codda” del barrio Liborsi, concretó nuevas recorridas en sectores del barrio Nueva Formosa del sur de la capital, para visitar a las familias brindando distintas prestaciones de salud.

De este modo brindaron atenciones y distintas prestaciones de salud a cargo de enfermeros, promotores de salud, asistentes sociales y vacunadores de este efector que depende del Ministerio de Desarrollo Humano provincial, ubicado a pocas cuadras y encargado de la cobertura sanitaria en esta parte de la ciudad.

A dirección del Centro de salud dio a conocer que “se programó esta acción en terreno como continuidad de las actividades que semanalmente realizamos en este y otros barrios de la zona, con el objetivo de acercar las prestaciones sanitarias a las familias”.

En esa línea, detallaron que en la oportunidad se concretaron: controles del carnet de vacunas a cada integrante de la familia, para actualizar en caso de necesidad de alguna dosis prevista en el Calendario nacional de inmunización.

Al igual que en caso de las patologías detectadas, se programaron los turnos correspondientes para que los pacientes acudan a control en el Centro de salud y se le prescriba el tratamiento y la medicación correspondiente a su caso en particular.

 

Salud  de la mujer

 

En la misma jornada se pusieron en práctica estrategias de difusión de información para la promoción de hábitos saludables, al igual que se dieron a conocer las prestaciones que desde la red de salud pública se ponen a disposición para el cuidado de la salud integral de la mujer.

Durante las recorridas se programaron turnos para la toma de muestras para exámenes de PAP (Papanicolaou) a las mujeres que se encuentran dentro de la población objetivo: entre 35 y 64 años; y mayores de 64 años que nunca se lo hayan hecho.

El PAP es un examen que permite detectar células anormales o lesiones en el cuello del útero. Es una prueba sencilla que no produce dolor y dura sólo unos minutos. Se ha comprobado que puede reducir en un 80% la incidencia y mortalidad por cáncer de cuellouterino.

Para realizarse este importante estudio, se debe acudir de forma totalmente gratuita en los centros de salud y hospitales de toda la provincia, donde los profesionales médicos orientan a las pacientes acerca de los procedimientos y requisitos para poder llevarlo a cabo.