Voluntarios: “Una y mil veces elegimos el amor y trabajar por todos los formoseños y las formoseñas”

Compartir

En el Día Internacional del Voluntario, la Red Formoseña de Medios visitó el Galpón “G” del Paseo Costanero capitalino, que se convirtió en la base operativa del Programa “Militantes de la Salud y la Vida”, quienes asisten y coordinan el ingreso al territorio provincial de más de 8 mil personas, el cual comenzó el 25 de noviembre último.

Cabe señalar que son más de 2700 los voluntarios y las voluntarias que respondieron al llamado del gobernador Gildo Insfrán y se inscribieron al programa para realizar diferentes tareas.

“Estamos en una situación difícil y nosotros, gracias a la gestión del gobernador Insfrán, somos un ejemplo en cuanto a sistema sanitario en el país y el mundo. Cuando supimos de la decisión de que ingresen personas masivamente a la provincia, decidimos ser voluntarios para ayudar a preparar todo porque a Formosa la vamos a sacar adelante todos juntos”, comentó en declaraciones recogidas por AGENFOR Facundo Salas.

Agregó que “es un gran honor trabajar por nuestros hermanos formoseños, lo hacemos por un objetivo común; estamos alegres y sabemos que hacemos las cosas bien. Recibimos muy buenas respuestas de las personas, mensajes de afecto y agradecimiento y eso nos llena de satisfacción”.

Por su parte, Silvia Ferreyra confesó que ella lo hace “desde la convicción de mantener un Modelo Formoseño que cuida de la salud y la vida de todos los que habitamos la provincia, de todos los formoseños y formoseñas”.

Asimismo, refirió que los grupos trabajan “con mucho compromiso y amor al pueblo para el cuidado de la salud de todos y todas. Una y mil veces elegimos el amor y trabajar por todos los formoseños y las formoseñas”.

Sobre el final, Manuela Valentinuzzi indicó que “es una satisfacción muy grande saber que estamos ayudando a nuestros comprovincianos. Nos comunicamos con muchas personas cada día, les explicamos el protocolo sanitario vigente en Formosa y muchos, la gran mayoría, nos responde satisfactoriamente y dicen que lo van a cumplir”.

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), resolvió dedicar el 5 de diciembre a homenajear a aquellas personas que, por propia voluntad y sin percibir remuneración alguna, dedican su tiempo y esfuerzos a acciones solidarias y altruistas, orientadas a mejorar la calidad de vida de millones de personas.