Compartir

El gobernador Gildo Insfrán, emitió su voto en la Escuela de Frontera 6 “José Hernández” de su localidad natal, Laguna Blanca, distante a unos 130 kilómetros al norte de la ciudad capital .

Pasadas las 10.30 horas de este domingo, acompañado por sus hermanos Carlos y Johny, el primer mandatario fue recibido por el intendente lagunense Ricardo Lemos.

En un marco de permanentes demostraciones de afecto y con la cobertura periodística de medios locales y nacionales, el gobernador Insfrán –candidato a gobernador del Frente de la Victoria (FdV) junto al doctor Eber Solís como vicegobernador- ingresó al establecimiento escolar y se aproximó a la mesa 663.

“Gracias tío Gildo quiero darte un abrazo”, señalaba el cartel de un niño, que luego conto que su gratitud era “porque salvo a mi papa”, en clara referencia a la celeridad con la cual fue atendido su progenitor tiempo atras en el Hospital de Alta Complejidad y se restableciera de una afección cardiaca.

Hizo la fila casi por media hora, agradeció el ofrecimiento de quienes estaban en la columna para que ocupara su lugar, y prefirió ponerse a la cola como un ciudadano más.

Pasadas las 11,15 horas, Insfrán saludó a las autoridades de la mesa 663, entregó su DNI, tomó el sobre e ingresó al cuarto oscuro. Al salir, ingresó su voto en la urna y posó para las fotos.

Ya en contacto con los medios, se refirió al apagón eléctrico que afectó a gran parte del país, inclusive a Uruguay y parte de Brasil, marcando que “en absoluto” afectará el escrutinio. “Tenemos un sistema de conectividad que tiene autonomía en todo el territorio, así que no va a haber ningún problema”, subrayó el titular del Poder Ejecutivo Provincial (PEP), aunque aclaro que dependencia del Tribunal Electoral decir si hubiera necesidad de prolongar los comicios en determinados sitios.

Revelo que no tenía conocimiento la causa del apagón, pero aclaro que “es de magnitud y escapa a nosotros”.

Afirmo que no vale la pena opinar sobre si se hubiera aprobado el voto electrónico y se tenía que sufragar con esa tecnología y los inconvenientes que se hubieran dado con el apagón.

“Por respeto, por la veda prefiero no opinar”, respondió ante el pase de Miguel Pichetto a la forma de Cambiemos, “después por la noche nos explayaremos tranquilamente”.

Conto que regresaba a la ciudad capital a esperar los resultados, y que “no tenía en cuenta nunca en sus adversarios políticos, yo me preocupo de nuestra fuerza, todos tienen derecho a estar de acuerdo o no con determinada política. En definitiva es el pueblo el que decide”.

Finalmente, Insfrán contó que “hice la primaria aquí (en la Escuela 6) en esta escuela pública, no caí -reprochando la referencia despectiva-”, marcando que “jamás hice cambio de domicilio porque soy lagunense”.

“Aprovecho para expresar mi salutación a todos los padres y a todos los que se tomaron el trabajo de venir hasta acá”, cerró.